El Comercio

Quejas por el ruido de las terrazas de Pedregal

Pedro Suárez cree que, «aunque ha mejorado algo, más por el tiempo que por otra cosa, el ruido que soportamos los vecinos procedente de las terrazas de Manuel Pedregal, sigue siendo un incordio». Molestia que llega a ser «insoportable, cuando pasa el camión de recogida de vidrio y «el estruendo de cientos de botellas rompiéndose es inaguantable».