El Comercio

Claudiu B. F. a la salida del juicio contra sus agresores en 2015.
Claudiu B. F. a la salida del juicio contra sus agresores en 2015. / E. C.

Los detenidos por tráfico de drogas pasarán hoy a disposición judicial

  • La Guardia Civil amplía los registros a Lugo y A Coruña, donde se produjeron otras dos detenciones, y a Cantabria

Los cinco detenidos el pasado viernes en un local de tatuajes de Rafael María de Labra, en La Tenderina Alta, pasarán a lo largo de esta mañana a disposición del titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Siero, que es el órgano judicial que tutela esta operación de la Guardia Civil de Gijón contra el crimen organizado y el tráfico de drogas en la que también han sido arrestadas otras dos personas en Lugo y A Coruña. De hecho, la Guardia Civil amplió ayer los registros, tras obtener los correspondientes mandatos, a locales en estas dos provincias gallegas y también a otra localidad cántabra. El resultado de estas pesquisas no trascendió ayer. Sí consta que, en los practicados en Oviedo y Noreña, los agentes se incautaron de 1,5 kilos de cannabis, uno de marihuana y medio de resina de hachís.

Los detenidos en Oviedo, son cuatro personas de nacionalidad española -tres hombres, dos de origen vizcaíno, y una mujer- y un ciudadano de origen rumano. La mujer y este, Claudiu B. F., son los propietarios del negocio de tatuajes donde se produjeron las detenciones y que anteriormente estuvo instalado en Campo de los Patos.

Claudiu B. F. es miembro de un capítulo de la banda de moteros los 'Ángeles del Infierno', el Hell's Angels Motor Club Northside Spain, con sede en Noreña, donde se produjo uno de los registros por parte de la Benemérita. En mayo de 2012, de hecho, fue víctima de una paliza que le propinaron seis miembros de un grupo de moteros rival, 'Outlaws', que se desplazaron hasta Asturias desde Orense para dejar claro a la víctima quien mandaba en la zona norte. Que fueran seis los agresores, aunque solo cinco fueron condenados por los hechos a dos años de prisión tras aceptar los hechos, no estaba de más. El ahora detenido es un hombre alto y corpulento.

De la paliza, Claudiu tardó 40 días en curar. A la vista del juicio, celebrado en 2015, acudió tocado con una gorra roja y deportivas del mismo color. Lejos de la imagen de los Ángeles del Infierno. Sus rivales, sin embargo, se presentaron con las 'chupas' y la camiseta de su club «para dar el apoyo al compañero denunciado por los Ángeles del Infierno». Entre los 'outlaws' abundan las prendas con el lema 'ADIOS'. No es una despedida cariñosa, sino el acróstico de 'Angels Die In Outlaw States', 'los ángeles (del Infierno) mueren en los territorios de los Outlaws.

De Noreña a Cantabria

La investigación se encuentra bajo secreto de sumario y, aunque ayer no se habían producido nuevas detenciones, tampoco pueden descartarse en los próximos días. Mas, después de que la Guardia Civil haya ampliado el terreno de sus investigaciones sobre las actividades de algunos miembros de un club motero de Noreña hasta Cantabria.

Claudiu B. F. era bastante conocido en el barrio, donde su tamaño y estética con abundantes tatuajes, al igual que su pareja, llamaron la atención al principio. Hasta que los vecinos se habituaron a ver algunas Harley Davidson por la zona y a su trato amable y correcto. De ahí que el despliegue de agentes armados el viernes, llevase a alguno a pensar en una redada contra el terrorismo yihadista.

Los arrestos se produjeron en Oviedo después de semanas de seguimiento y vigilancia de los sospechosos por parte de los agentes de la Comandancia de Gijón. Fuentes de la misma descartaron cualquier vínculo con otras operaciones contra los Ángeles del Infierno en otros puntos de España.