El Comercio

«Yo ya sabía quién era», dice la mujer con la que convivía Félix Vidal en Teatinos

Un vecino accede al número 4 de Puerto de Leitariegos.
Un vecino accede al número 4 de Puerto de Leitariegos. / M. ROJAS
  • El 'violador del estilete' abandonó el sábado por la noche el piso de Puerto de Leitariegos y ahora se encuentra viviendo en la calle como un «sin techo»

Desde la ventana de un segundo piso de la calle Puerto de Leitariegos, la expareja de Félix Vidal Anido, conocido como el 'violador del estilete', habló ayer para EL COMERCIO. Aseguró que ha roto la relación con Vidal, pero contra todo pronóstico no lo hizo por su historial de delincuente sexual. «Yo ya sabía quién era él, cuando empecé la relación», aseguró. Los motivos de la ruptura la mujer los encontró en el «acoso» mediático que sufrió su ya expareja, desde que se descubrió que Félix Vidal Anido residía en el barrio de Teatinos. Fue el pasado viernes, como así adelantó este diario en su edición digital, pero llevaban viviendo allí desde hacía once meses, confirmó la mujer.

Un «agobio» que motivó que el 'violador del estilete' abandonara el piso que compartía con su ya expareja, el sábado por la noche. «Se fue el sábado. Se tuvo que ir por todo lo que se dijo de él en la prensa y en internet», se quejó la mujer. Le defendió y aseguró que él hacía una vida normal, «no tenía ningún problema con nadie», recalcó. Esa misma opinión mostró su vecina de puerta. Ana Jesús aseguró que «se marchó ayer», (por el sábado). «Nunca dio problemas y si le pedías un favor te lo hacía. Era muy respetuoso».

Ahora Félix Vidal Anido, el 'violador del estilete' está en la calle. «Está por ahí, sin techo», aseguró su expareja. Algunos testigos aseguraron ayer haberlo visto en el entorno del albergue Covadonga de Gijón. Mientras que otros lo situaban horas antes en las inmediaciones de las torres de Montenuño, junto al Hospital Universitario Central de Asturias.

Por su parte, los que respiran más tranquilos son los vecinos de la Colonia Ceano donde residía Félix Vidal. Es el caso de Carmen. Tiene 88 años y reside en el número 4 de la calle Puerto de Leitariegos. «Lo vi el sábado yendo hacia el Carrefour. Pero qué vas a decirle y menos yo que voy a cumplir 89 años», expuso. Desde el portal 10, de esa misma calle, Elenita, como así la llaman en el barrio relató que una vez le llamó la atención porque no recogió los excrementos del perro. «Se lo dije y me refunfuñó. Nunca hubo lo que hay ahora en este barrio», opinó.

Félix Vidal Anido, de 53 años, fue condenado en 1981 a 24 años de cárcel por agredir sexualmente a 54 mujeres. En 1987, durante un permiso carcelario, que disfrutó en Lugo, violó y apuñaló a una mujer que a punto estuvo de perder la vida. Por estos delitos, fue condenado a setenta y tres años de cárcel e ingresó en la prisión de Villabona. Cumplió 32 años de prisión. Salió de ella el 13 de diciembre de 2013. Fue uno de los presos beneficiados por la 'Doctrina Parot'. Volvió a reincidir. En abril de 2014 fue condenado a 21 meses de prisión por un intento de agresión. Cumplió condena en la prisión de Dueñas, en Palencia. Desde entonces, es un hombre libre, pero la Policía mantenía cierta vigilancia sobre sus movimientos.