El Comercio

Ingresan en prisión tres cabecillas de la red de tráfico de drogas de La Tenderina

Ingresan en prisión tres cabecillas de la red de tráfico de drogas de La Tenderina
  • A los detenidos, vinculados a una tienda de tatuajes, se les imputan delitos de narcotráfico y pertenencia a organización criminal

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Siero decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, a petición de la Fiscalía, para tres de los detenidos el pasado viernes en una operación desarrollada por la Guardia Civil en una tienda de tatuajes de Oviedo y en Galicia. A los tres se les imputa sendos delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y contra el orden público por la vía de pertenencia a organización criminal.

Según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), en un primer momento fueron arrestadas siete personas -cinco en Asturias y otras dos en Lugo y A Coruña- pero finalmente pasaron a disposición judicial en Siero los tres considerados 'cabecillas' del grupo: un tatuador de nacionalidad venezolana, detenido en A Coruña, donde regenta una tienda; el rumano Claudio B. F., alias 'Machete', propietario de la tienda de tatuajes de la calle de Rafael María de Labra, en La Tenderina Alta; y otro hombre natural de Vizcaya, que fue detenido el viernes en el citado establecimiento de Oviedo. Por su parte, quedaron en libertad una mujer asturiana, copropietaria de ese negocio de tatuajes, otro ciudadano vasco y otro hombre. El juez levantó el sábado el secreto de sumario.

La Guardia Civil, que comenzó hace meses las investigaciones, realizó el sábado varios registros en las propiedades de estas personas en Noreña y Oviedo, al igual que en otros locales de Galicia y Cantabria. El resultado fue la incautación de un kilo de marihuana y medio de resina de hachís, según datos facilitados por la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón.

Los detenidos llegaron ayer al Juzgado de Pola de Siero a las 12.20 horas en un mismo furgón de la Guardia Civil procedente de la Comandancia de Gijón y escoltados por dos patrullas. Los tres fueron trasladados, individualmente y esposados, a los calabozos del edificio hasta el momento de comparecer ante el juez y la fiscal por espacio de más de dos horas.

Derecho a no declarar

Los tres ejercieron su derecho a no declarar y solo respondieron a preguntas de sus letrados. El tatuador rumano estuvo asistido por su asesora habitual; el venezolano, por un abogado gijonés en representación de otro de Galicia y el arrestado vasco , por una abogada del turno de oficio. La imputación de pertenencia a organización criminal -que, de confirmarse, agravaría la pena del otro delito contra la salud pública- estaría relacionada con el supuesto vínculo de los arrestados con los Ángeles del Infierno, el conocido club de moteros de origen estadounidense, que es ilegal en aquel país. Otra cuestión es que se pueda acreditar esa pertenencia concreta, pues podría tratarse de una especie de 'franquicia' o de una banda motera independiente.

La orden de prisión cautelar fue a propuesta de la Fiscalía para evitar posible riesgo de fuga. Por su parte, los tres abogados defensores rechazaron esa decisión por considerar que no existe tal riesgo -al ser personas con arraigo y alguno con cargas familiares- y que tampoco hay posibilidad de destruir pruebas, ni de influir en el devenir de la investigación, que ya lleva desarrollándose desde hace meses y que incluye escuchas telefónicas.