El Comercio

El Principado estudia mejorar la accesibilidad y el salón de actos del colegio Gesta

  • Analiza dar usos polivalentes a la sala de actividades y sustituir tanto mobiliario de madera como el sistema de ventilación

La segunda fase de las obras en los dos edificios del unificado colegio Gesta no se realizarán esta Navidad, tal y como esperaban algunos padres y miembros del claustro de profesores. La razón es que el Principado se encuentra en la actualidad elaborando los pliegos de contratación y la documentación técnica para realizar los estudios geotécnicos, que mejorarán la accesibilidad. Asimismo, no se tienen noticias de cuándo se derribará el muro que separa los fusionados equipamientos, decisión anunciada por el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, a principios de año y que se hizo efectiva el 1 de septiembre, con el inicio del presente curso escolar.

Por otro lado, el Gobierno regional está analizando cómo mejorar la ventilación, el mobiliario y la salida de emergencia del salón de actos. Este espacio ya era compartido por ambas escuelas antes de esta fusión y también se está estudiando darle un uso polivalente, según afirmaron ayer fuentes próximas a la Consejería de Educación.

El colegio Gesta abrió hace más de medio siglo sus puertas y por aquel entonces recibía el nombre de Gesta de Oviedo. La escuela estaba dividida en dos edificios: uno para los niños y otro para las niñas. Alonso afirmó en marzo que «el centro ya fue uno y ahora volverá a serlo». De forma paralela, durante el verano se acometió la primera fase de estos trabajos, donde se amplió el comedor y se unieron ambos espacios. Sin embargo, esta fusión supone la pérdida de dos plazas docentes de apoyo en las aulas de Infantil, aunque esta merma no se hará efectiva hasta el próximo curso; es decir, el de 2017-2018. Este año, el personal implicado se ha recolocado en otra aula o formará parte de los trabajadores de apoyo.

Veneranda Manzano

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, afirmó ayer que las obras para el cierre perimetral de la pista del colegio Veneranda Manzano «podrían comenzar en octubre y el plazo de ejecución será de un mes y medio» . Como paso previo, el Consejo de Gobierno debe de dar el visto bueno «al expediente » y aprobar los 61.104 euros que le competen. En total, se destinarán 106.104 euros. Los 45.000 euros restantes los abonará el Ayuntamiento, que ya le ha dado el visto bueno al convenio.

De forma paralela, el diputado por Ciudadanos Nicanor García reprochó en la comisión que «hace diez años» el muro «fue abatido por un vendaval» y los críos «no pueden realizar actividades físicas ni jugar en el patio cuando hace mal tiempo». Igualmente, criticó que «estaremos este invierno y seguramente el próximo sin cierre perimetral».