El Comercio

Un viaje entre York y Oviedo

El grupo de alumnos ingleses de intercambio, en el instituto Pérez de Ayala.
El grupo de alumnos ingleses de intercambio, en el instituto Pérez de Ayala. / PABLO LORENZANA
  • «La comida está buena y la gente es amable», elogian los chavales que recibirán en abril en sus casas a estudiantes del IES Pérez de Ayala

  • Un grupo de adolescentes ingleses pasa una semana de intercambio en la ciudad

Veintitrés alumnos de 14 años del instituto Kelvin Hall de Hull, en la localidad inglesa de York, han cruzado el charco para disfrutar de una semana de estancia en Oviedo. Son los protagonistas de un intercambio cultural con el Instituto Pérez de Ayala, y en el próximo mes de abril serán ellos quienes reciban a estudiantes ovetenses.

Una semana en Asturias les da para mucho. De momento, coinciden en que «la gente es amable, Oviedo está muy limpia y la comida, muy rica». Ayer, posaron para este diario desde el patio del instituto de Ventanielles, pero también tienen tiempo de ocio: este mismo sábado les espera una espicha. Aunque les ilusiona, no les entusiasma que se coma de pie, explicaron.

De momento, todo son buenas experiencias: «Estoy aprendiendo muchas palabras en español», dice Annabel Hardy. «Los estudiantes son educados y nos ayudan si no entendemos», agradece James Finn tras probar un bollo preñao. Alguno, incluso, ya sabe decir perfectamente que las chicas son «guapas».

De Gijón al MUJA

Después de recorrer Gijón durante la mañana, ayer tocaron actividades extraescolares en el instituto de Ventanielles por la tarde. El día anterior visitaron el Ayuntamiento, donde les recibieron el alcalde, Wenceslao López, y la concejala de Educación, Mercedes González. El regidor se puso nostálgico, debido a que se crió en Guillén Lafuerza y tiene familia inglesa cerca: «Estuve 26 años en IB; y viajando por todos los sitios he llegado a pensar en inglés», recordó. Su semana continúa con visitas al HUCA, Covadonga o el MUJA. Una de las profesoras que los acompaña es española, de Murcia, María del Carmen Nouri. Es la encargada de guiar a los chavales en un país nuevo. «Los alumnos están muy entusiasmados, para muchos es una experiencia nueva, muy enriquecedora, no habían salido de Hull», comentó, mientras hacía en el Ayuntamiento de traductora entre los adolescentes, el alcalde y el director del instituto, Antonio Muñoz, que se encargó de darles la bienvenida.

Juan Carlos Tascón, coordinador de actividades extraescolares del instituto, expresa su alegría por lograr esta experiencia «después de muchos años de intentar intercambio con alumnos ingleses». «Es importante que practiquen el inglés que aprenden en clase». Los estudiantes del Pérez de Ayala viajarán luego a Inglaterra, en abril. Kingston upon Hull, la ciudad de la que provienen estos estudiantes, es una localidad costera de la región de York. Antiguamente dedicada a la industria ballenera, tiene ahora importancia en el sector alimenticio.