El Comercio

El Ayuntamiento tantea al Principado para que lleve el servicio de Recaudación

Aspirantes a los puestos de interino a las puertas de un examen.
Aspirantes a los puestos de interino a las puertas de un examen. / PIÑA
  • El PP presenta una proposición de urgencia para que el Ayuntamiento prorrogue el contrato con La Auxiliar de Recaudación

El Ayuntamiento y el Principado han iniciado contactos de cara a que sea el Ente de Servicios Tributarios regional el que asuma, a partir del 1 de enero, el servicio de Recaudación. Es una de las opciones en las que trabaja el equipo de gobierno después de que el Contencioso acordase la suspensión cautelar de la selección del personal con la que pretendía remunicipalizar el servicio. La respuesta, según confirmaron fuentes del equipo de gobierno, ha sido positiva, pero aún quedan muchos flecos.

El primero es el precio. El Ayuntamiento ha reservado cinco millones de euros para la recaudación en el proyecto de presupuestos de 2017, tres menos de lo que cuesta el servicio con La Auxiliar de Recaudación, cuyo contrato vence el 31 de diciembre y cuya prórroga reclaman el PP, Ciudadanos y parte de sus trabajadores tras la sentencia. Y ni siquiera esos cinco millones serían íntegros para el ente tributario, pues esto no hace recaudación en vía ejecutiva que debería hacerse con medios propios o a través de un contrata.

La oferta y los detalles de la propuesta se perfilarán en una reunión técnica la próxima semana. Otros, como los tecnológicos, quedan supeditados a estas, pero el Ayuntamiento ya baraja crear un escritorio virtual para que los trabajadores del ente puedan usar la base de datos y la aplicación municipal sin necesidad de un complejo volcado de datos.

El portavoz adjunto del PP, Gerardo Antuña, volvió ayer a cargar contra el equipo de gobierno porque «veinticuatro horas después de conocer las medidas impuestas por los tribunales, seguimos sin tener ninguna reacción oficial por su parte». Sostuvo que «la incapacidad del concejal de Economía perjudica a todos los opositores que se han presentado a un concurso mal planteado, a los trabajadores de la oficina de Recaudación a los cuales están perjudicando desde hace año y medio poniendo en peligro sus puestos de trabajo y creando una gran incertidumbre en su situación laboral; y afecta también a todos los ovetenses, ya que todos los ciudadanos con sus impuestos financian las inversiones de la ciudad». El PP defenderá hoy una proposición para prorrogar el contrato con La Auxiliar de Recaudación, que probablemente apoyará Ciudadanos.

Trabajadores

La parte beneficiada, de momento, por la suspensión cautelar de las oposiciones para el servicio de Recaudación son los trabajadores de la empresa privada. «Estamos muy contentos porque esto era un desatino que el juez analizó como es debido», aseguró su portavoz, María Jesús Castiñeira.

La solución, para estos trabajadores, pasa por la prórroga del servicio. «Lo ideal sería un año más, es lo deseable», apuntó. «Es importante porque así daría tiempo a que el juez resuelva si el procedimiento es legal o no, porque el gobierno no puede estar tres meses sin hacer nada», reseñó. Según Castiñeira lo que debe primar es el «interés público» porque el Ayuntamiento «necesita recaudar y no se puede hacer política de hechos consumados», concluyó. La cruz de la moneda le ha tocado a los aspirantes a las veintinueve plazas de funcionario interino que se presentaron a los exámenes para acceder a los diferentes puestos. «Hay plazas que ya están adjudicadas. ¿Qué va a ocurrir con ellas?», se preguntó una de las opositoras, que prefirió mantenerse en el anonimato. Se trata de las tres plazas de TAG y las siete de técnico de gestión. Aún faltan por conocer las notas de los exámenes de administrativo y auxiliar.