El Comercio

«Sale más barato coger un taxi que pagar una multa por exceso de alcohol»

Angel Martínez, durante la conferencia.
Angel Martínez, durante la conferencia. / MARIO ROJAS
  • Ángel Martínez, Jefe de atestados de la Policía Local

  • «En un año, el número de casos que dieron positivo en alcoholemia bajaron y no se sabe si fue por la crisis o porque hay más concienciación»

Ángel Martínez es el jefe de Atestados de la Policía Local. Por sus manos pasan cada día los expedientes sobre los accidentes de tráfico que hay en Oviedo. Ayer impartió una charla en el centro social de Vallobín sobre los riesgos que supone para la conducción el consumo de alcohol. Afirma que los efectos de coger el coche cuando se está bebido alteran el comportamiento de las personas y se infravalora la seguridad. Por ello, cree que la concienciación es indispensable para evitar sustos y multas que pueden llegar a penas de cárcel.

¿Cuántas personas cogen al año el coche y dan positivo en la tasa de alcohol en la ciudad, según los datos que maneja la Policía Local?

En 2014 se instruyeron 202 atestados, 19 ciudadanos se negaron a realizar la prueba de alcoholemia y 62 fueron por vía administrativa. En 2015 estos datos mejoraron y se abrieron 179 atestados, 14 ciudadanos se negaron a realizar el test y hubo 41 expedientes. Esta mejora no se sabe si fue por la crisis económica o porque hay más concienciación por parte de los conductores.

¿Hay muchos ovetenses que piden ir al hospital a hacer la prueba de alcohol de sangre?

No, porque en la mayoría de los casos suele confirmarse en la prueba realizada por los agentes. Si das positivo tú la tienes que pagar y si das negativo es la administración quien la abona.

¿Los controles se hacen un día fijo o se realiza de manera alterna?

Siempre es al azar y no hay una pauta establecida. Todas las semanas se hace uno y hay temporadas en las que la frecuencia es diaria.

Cuando una persona va bebida, ¿suele tener un mal comportamiento con los agentes?

Suelen ser tranquilos y el problema nace cuando un ciudadano llama y dice que hay una persona que está bebida en un bar y va a coger el coche o tiene una conducta inapropiada al volante. Cuando estás bebido el comportamiento lleva a un efecto engaño e infravaloras la seguridad. Además, es a la vista donde más afecta, ya que se produce el efecto túnel y cuando haces una exposición a la luz, tardas más en recuperar la normalidad.

¿Los ovetenses suelen llamar a la policía para denunciar que una personas no está en condiciones para coger un coche?

Sí, aunque los ciudadanos se deben concienciar que si bebes, no conduzcas. Al final, sale más barato coger un taxi que pagar la multa que se pone cuando superas la tasa de alcohol permitida en sangre.

¿Estas penas de cuánto tiempo suelen ser?

En muchas ocasiones se llega a un acuerdo y la condena se reduce en un tercio. Lo más común es la retirada del carnet durante ocho meses.

¿Los trucos para bajar la tasa de alcohol funcionan?

Son un mito. La gente piensa que comer azúcar, mascar un chicle o beber agua baja la tasa de alcohol. Es más, si se fuma, la tasa se eleva y por eso cuando una persona da positivo en el primer test se le aconseja que en los veinte minutos que hay por el medio no encienda un cigarrillo.

Temas