El Comercio

El Contencioso dicta otros dos fallos para suspender de manera cautelar las oposiciones de Recaudación

  • El alcalde, Wenceslao López, tildó ayer de «curioso» que las demandas se dicten por separado en lugar de acumularse porque «esto crea inestabilidad o preocupación»

El Juzgado de lo Contencioso número 5 de Oviedo vuelve a fallar contra las oposiciones del servicio de recaudación municipal. Los dos nuevos autos, dictados por la magistrada sustituta Sol Alonso-Buenaposada Aspiunza, suspenden cautelarmente el proceso de selección para la provisión de seis plazas de administrativo, objeto de uno de los recursos, y de trece plazas de auxiliar, seis de administrativo, siete de técnico de gestión y tres de técnico de la Administración general, objeto del segundo recurso, según precisó ayer el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). Estos nuevos fallos llegan apenas tres días después del publicado este miércoles. El mismo juzgado acordó el martes la suspensión cautelar de la selección del personal interino para el servicio de Recaudación desde el próximo 1 de enero.

El equipo de gobierno, que se ha negado a prorrogar el contrato con la actual adjudicataria, La Auxiliar de Recaudación, y estudia contar con la ayuda del Ente de Servicios Tributarios Regional, habló ayer de lo ocurrido. El alcalde, Wenceslao López, tildó ayer de «curioso» que las demandas se dicten por separado en lugar de acumularse porque «esto crea inestabilidad o preocupación». Él, por su parte, defendió que es «un proceso totalmente legal» y lamentó que «le pongan tantos inconvenientes desde todos los ámbitos».

Por su parte, el concejal de Economía, Rubén Rosón, tachó de «obra macabra» que el PP pidiera el día anterior su dimisión por lo sucedido. «Antuña es uno de los responsables de un agujero de treinta y cinco millones. Ellos no dieron explicaciones de por qué un palacete pasa veinte años después a costar sesenta millones ; si alguien debe dar sus explicaciones por su gestión es el PP». El edil de Somos insistió en que, pese al citado varapalo, la remunicipalización del servicio «no corre riesgo» y que el «1 de enero se gestionará ya bien sea con personal propio o con el Principado».

El equipo de gobierno se volverá a reunir el lunes para decidir cómo afrontar el servicio. «Seguramente se elija una combinación del Principado y personal propio», avanzó. Espera una propuesta de la Administración regional «ya que se tendrán que contratar funcionarios, aunque bendito coste y no lo que pagamos por la privatización de servicios», comparó.

Desde la oposición, Ciudadanos adelantó ayer que buscará apoyo para celebrar un Pleno extraordinario urgente «ante la alarma generada con el servicio de recaudación» antes de quince días.