El Comercio

Faustino Gabarri abandona la prisión de Villabona en 2013.
Faustino Gabarri abandona la prisión de Villabona en 2013. / PABLO NOSTI

Otro violador elige Oviedo para vivir

  • La Policía confirma la presencia de Faustino Gabarri en Pumarín: «Es un hombre libre»

  • Condenado a setenta años de prisión por violar en cuatro ocasiones a una menor salió de prisión el mismo día que el 'violador del estilete'

No uno, sino dos. Otro violador beneficiado por la anulación de la 'doctrina Parot' está viviendo en Oviedo. Se trata de Faustino Gabarri Hernández, condenado a setenta años de cárcel por la Audiencia Provincial de Asturias por violar en cuatro ocasiones a una menor de 16 años en presencia de su novio, de 18 años, a quien maniató y amenazó con una navaja durante las tres horas que retuvo a la pareja en una caseta de Arriondas. Sucedió en 1996, cuando el acusado tenía 31 años. Cumplió condena dieciocho años y fue puesto en libertad el pasado 2013, justamente el mismo día que el 'violador del estilete', también residente en la ciudad, en Teatinos. Aunque ambos fueron excarcelados antes de tiempo por la supresión de la 'doctrina Parot', ya no tienen cuentas pendientes que rendir a la Justicia.

Gabarri está en Oviedo, se le ha visto en el barrio de Pumarín. La Policía Nacional confirmó ayer su presencia, pero al igual que en el caso de su compañero de prisión, Félix Vidal Anido, más conocido como el 'violador del estilete', ya no cabe perseguirlo: «Es un hombre libre. Ha cumplido su condena», lo que no quita que la Policía esté siempre, en este tipo de casos, vigilante.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Pumarín, José Sariego, ratificó que la gente del vecindario ya tiene constancia de su presencia en la zona: «Lo sabemos desde hace una semana o más». Aunque «no es plato de gusto, él ya cumplió su condena», y agradeció el trabajo de los agentes porque «hay que tener precaución».

Por su parte, el concejal de Seguridad, Ricardo Fernández, transmitió «un mensaje de tranquilidad, no hay que generar alarma. Hay presencia policial», afirmó.

Tras salir de prisión, Gabarri se fue a Nava, donde viven familiares suyos, pero se encontró con un ambiente hostil. Quizá sea lo que le ha llevado hasta Oviedo. Ayer fue visto en el parque de la calle Picasso, caminando sin rumbo fijo

Por la tarde, allí mismo, aún había quien no estaba al tanto de su presencia. Se enteraban de la presencia de este nuevo vecino a través de este diario. «No sé nada», comentaba una comerciante, quien también mostró su preocupación.

Gabarri cumplió condena por violar cuatro veces a una menor, y Félix Vidal Anido también lo hizo por agredir sexualmente al menos a 56 mujeres. Es más, aprovechando un permiso carcelario, atacó a dos mujeres en Lugo. A la primera, la apuñalo al oponer resistencia, y a la segunda la hirió con un estilete. Ambos están beneficiados por la anulación de la 'doctrina Parot', son hombres libres, pero la sociedad está atemorizada por sus antecedentes.

Temas