El Comercio

CSI trasladará a la Fiscalía el informe sobre las taquillas de los equipamientos culturales

  • El supuesto fraude, según calculan, «podría ascender a cinco millones de euros que se habrían escapado del control municipal durante los últimos cinco años»

La Corriente Sindical de Izquierda (CSI) ha solicitado al gobierno local, para trasladárselo a la Fiscalía, el informe elaborado por el «presunto fraude continuado en la gestión de las taquillas de los recintos municipales», situación que el propio sindicato denunció en nombre de los trabajadores de la Fundación Municipal de Cultura. Fraude que, según calculó, «podría ascender a cinco millones de euros que se habrían escapado del control municipal durante los últimos cinco años».

Según recordó CSI ayer a través de una nota de prensa, el pasado 15 de noviembre el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, «confirmó la denuncia» e informó de que había ordenado abrir un expediente donde participaron todos los trabajadores del área» y que se cerró el pasado 24 de junio. El estudio, detalló el sindicato, pasó a manos del Interventor municipal para emitir una valoración. Pero, meses después, añadió, «a pesar de haberse reconocido los hechos y su gravedad, el documento no ha sido remitido al Ministerio Público para el conocimiento y la valoración de posibles ilícitos penales, como los que se deducen de las declaraciones».

Frente a la «inactividad» del gobierno local, CSI insistió en la trascendencia de su denuncia ya que «se trata de fondos recaudados de forma presuntamente ilegal, al tratarse de precios públicos de cuya defraudación podrían derivarse diversos presuntos delictivos». Recordó también la obligación de los funcionarios y autoridades de perseguir aquellos delitos de los que tengan noticia. «Entendemos absolutamente injustificado la demora transcurrida o cualquier nuevo retraso adicional que impida que este documento, entregado al equipo de gobierno hace ya cinco meses, sea entregado de manera urgente al Ministerio Fiscal».