El Comercio

Residencias y usos culturales para el antiguo HUCA

  • Políticos y vecinos participan en la primera visita a las instalaciones de El Cristo, abandonadas y llenas de material

  • Los asistentes aportan varias propuestas para el futuro uso del recinto dentro del proceso de participación ciudadana

Los edificios del antiguo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) bien podrían ser escenario de la próxima temporada de la serie 'The Walking Dead' o de una película dirigida por el ya fallecido director de cine Alfred Hitchcock. A lo largo de sus pasillos siguen estando las camas, algunas de las neveras donde los biólogos guardaban las muestras de sangre y la contabilidad de muchos años. Sin embargo, el Principado quiere vaciar todas las estancias más pronto que tarde, después de que haya realizado una subasta para vender todo el mobiliario. Pronto pasarán a tener una segunda vida.

En imágenes
  • FotosEl viejo HUCA recibe su primera visita

A pesar del paso adelante, el futuro del recinto aún está muy oscuro. Ayer, los ciudadanos visitaron tras dos años y medio todas las estancias gracias al proceso de participación ciudadana puesto en marcha (encargado a la empresa Paisaje Transversal), y durante el trayecto rememoraron los momentos vividos en él. Algunos eran muy alegres, como el nacimiento de sus hijos en el área de Maternidad; otros muy angustiosos, como cuando un familiar está siendo operado o acude a una sesión de quimioterapia.

El recorrido no era para mirar el pasado. Era para pensar en el futuro y sobre el terreno salieron las primeras propuestas. En concreto, Flor Fernández planteó que la antigua sala de espera de Urgencias podría acoger «las reuniones de la plataforma SOS Viejo Hospital, que en la actualidad se realizan en un bar» y a veces las sillas escasean. También, opinó que Maternidad tiene una luz especial y «natural» para poder albergar «una residencia de ancianos» al tener «una buena accesibilidad por el lateral» del edificio. No obstante, sus pensamientos también iban a encaminados a los próximos meses, debido a que destacó que el 'paseo de hongos' podría ser lugar de refugio de las personas mayores del barrio. Su actual lugar de reunión «es la marquesina del autobús» de la calle Julián Clavería.

Por su parte, Mila Garzo consideró factible que la antigua sede de Policlínicas albergue «miniestudios para artistas, donde pudiesen pintar» o realizar todo tipo de actividades culturales. En este sentido, el concejal del área de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, ironizó con que al portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, le gustaría instalar «una área de emprendedores».

En este sentido, Nacio González destacó que Policlínicas podría ser «un hotel de asociaciones» y que todos los edificios se destinasen a «usos sociales». La razón aportada es que esta zona siempre se caracterizó por ser «solidaria» y relata que en ella se podría cobijar a «los estudiantes que han sido desahuciados o los refugiados».

Este encuentro también sirvió para ver por primera vez juntos a los representantes de la asociación de vecinos y comerciantes de El Cristo y los de la plataforma SOS Viejo Huca. Hasta ahora, ambas instituciones habían mostrado su respeto, pero nunca habían participado en actos comunes. Para Ramón del Fresno, el estado de la zona «es tercermundista», pero dio un hilo de esperanza al destacar que los edificios «son válidos y habitables». «Este es un buen lugar para cubrir todas las necesidades que hay y que van desde las judiciales hasta administrativas», sentenció.