El Comercio

El vizcaíno arrestado.
El vizcaíno arrestado. / N. V. P.

Incautan 24 kilos de drogas y armas a una banda vinculada a los Ángeles del Infierno

  • La Guardia Civil desarticula la «organización criminal» dedicada al tráfico de estupefacientes y detiene a nueve personas, seis de ellas en Oviedo

Más de dieciséis kilogramos de hachís y ocho de marihuana, un arma de fabricación yugoslava, gran cantidad de cartuchos de armas cortas y largas, un táser, armas blancas prohibidas, dos teléfonos móviles, un par de vehículos, material para la instalación de una plantación 'indoor' de marihuana con capacidad para mil plantas y 34.000 euros. Éste es el amplio listado de los bienes intervenidos por la Guardia Civil a la desarticulada «organización criminal vinculada a los Ángeles del Infierno», una operación que se salda, por el momento, con nueve personas detenidas, seis de ellas en Oviedo, donde los sospechosos estaban vinculados a una tienda de tatuajes de la calle Rafael de Labra, en La Tenderina Alta.

La Benemérita aportó ayer nuevos detalles de la bautizada como 'Operación Triciclo', con registros y detenciones en Asturias, Cantabria, Galicia y Vizcaya; operativo del que ha informado este diario desde el pasado fin de semana. El lunes, tres de los cabecillas ingresaron en prisión, comunicada y sin fianza después de declarar ante el titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Siero. Otros cuatro han quedado en libertad.

El dispositivo comenzó en julio del año pasado, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un grupo de personas vinculadas al mundo de la motos -pertenecientes al grupo Northside de Hell Angels MC Spain- y con sede en la localidad de La Felguera de Noreña (Siero) podría estar dedicándose a «canalizar el tráfico de drogas en Cantabria, Castilla y León y Madrid».

Estos primeros pasos permitieron determinar que el grupo estaba compuesto por ciudadanos españoles, un venezolano y un rumano. Tenían una estructura perfectamente definitiva, «con unas rígidas normas de comportamiento y desplegaban grandes medidas de seguridad». Había dos carriles de distribución de la droga desde Asturias, uno hacia Vizcaya y otro hacia Galicia.

Uno de los integrantes de la organización se bautizó como 'el sargento de armas'. Se encargaba de gestionar y explotar las plantaciones de marihuana, ayudado por otros integrantes.

Correo interceptado en Navia

En julio se le interceptó un correo con dos kilos de hachís a su paso por la A-8, a la altura de Navia. Otra de las pistas fue que la organización estaba buscando inmuebles en Asturias para trasladar sus actividades al percatarse de que sus instalaciones «no eran seguras» dado que sospechaban que estaban siendo vigilados por los agentes.

Asimismo, los investigadores detectaron una segunda plantación en Morcín. En un traslado del responsable de este cultivo a Madrid le interceptaron 6,3 kilos de marihuana. Un registro a su vivienda permitió además localizar otros elementos como un secadero, una máquina de envasado al vacío y básculas. Esta detención fue clave para realizar las ocho siguientes. Los implicados por el momento son M. A. S. A., de 46 años y vecino de La Coruña: C. B. F. R., de 44 y de Oviedo; S. G. M, de 31 años y de Castro Urdiales; F. J. C: V., de 39 años y de La Coruña; F. G. G., de 63 y de Galdakano; N. F. B., de 30; J. M. D. F., de 37; M. L. J. D., de 39 y al igual que los tres anteriores, de Oviedo; y A. G. C., de 36 y de Getxo. «La operación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones», precisó ayer la Benemérita.

La banda, añadía la Guardia Civil, «no duda en utilizar la violencia en sus acciones, con actos de extorsión, coacciones, lesiones o amenazas con armas de fuego».