El Comercio

Un suceso similar al ocurrido en San Lázaro en 2009

Hace siete años, la ciudad vivió un suceso similar. En aquella ocasión un niño de trece meses y de familia ecuatoriana trepó por el sofá y se precipitó desde la ventana de un tercer piso, con altura de un cuarto, en el portal número diez de la calle Cardenal Arce Ochotorena, situada en San Lázaro. Cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar de los hechos lograron reanimarlo, ya que el pequeño sufría una parada cardiorrespiratoria, y lo trasladaron a Urgencias del Hospital Materno Infantil en estado «crítico». Finalmente no se pudo salvar su vida. Falleció al día siguiente. El menor presentaba varias fracturas craneales y hemorragias internas «por todo el cuerpo». Los padres decidieron donar todos los órganos.