El Comercio

Cruz Roja y los Servicios Sociales repartirán mantas y bebidas las noches más frías

  • Se activará en aquellas noches en las que la temperatura o la sensación térmica (el frío añadido que se experimenta por efecto de la humedad o del viento) caigan por debajo de los cinco grados

'Ola de Frío', el proyecto de atención a personas que duermen en la calle en las noches más crudas del año, comenzará su quinta edición mañana. Colaboran en el programa Cruz Roja, los Servicios Sociales del Ayuntamiento y la Policía Local.

Se activará en aquellas noches en las que la temperatura o la sensación térmica (el frío añadido que se experimenta por efecto de la humedad o del viento) caigan por debajo de los cinco grados. Entonces, dos técnicos de Cruz Roja en ambulancia, junto con una patrulla policial, peinarán las calles proporcionando mantas y bebidas calientes a quienes vean durmiendo en la vía.

La iniciativa está destinada a aquellos que, por propia voluntad, deciden pernoctar al raso y no en algunos de los albergues municipales habilitados al efecto. También, si bien de manera excepcional, a gente que pase la noche en infraviviendas que no estén bien calentadas. A la mañana siguiente, el equipo de educación de Cáritas acudirá a informar a estas personas de las alternativas de alojamiento existentes por parte del Ayuntamiento. La anterior edición, correspondiente al otoño e invierno de 2015 a 2016, Cruz Roja realizó diecinueve atenciones, nueve a mujeres y diez a hombres, a veces en ocasiones repetidas a una misma persona. Repartió dieciocho bebidas y siete mantas.