El Comercio

vídeo

La plaza de la Gesta, cuyo cambio de nombre ha creado malestar vecinal. / MARIO ROJAS

El Ayuntamiento de Oviedo cambia veinticinco referencias franquistas del callejero

  • Calvo-Sotelo pasará a llamarse García Lorca y La Gesta será la plaza del Fresno en la propuesta del alcalde que validará la junta de gobierno hoy

La junta de gobierno local tiene previsto aprobar hoy el cambio de denominación de veinticinco calles, plazas y barriadas con nombres con referencias al franquismo en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. La propuesta llevará a Juan Benito Argüelles, licenciado en Derecho y Filosofía y Letras, catedrático de Francés y fundador de Tribuna Ciudadana, a sustituir al General Yagüe en el callejero. Es un ejemplo, uno confirmado por el alcalde, de quien partió la propuesta hace una semana durante el fallo del premio Tigre Juan.

La lista incluye doce mujeres, si se cuenta como una sola a las Trece Rosas, que reemplazarán al Coronel Aranda, jefe de la sublevación militar en Oviedo. La poetisa Gloria Fuertes (Comandante Vallespín) no es la única mujer de la república de las letras que tendrá calle en la ciudad: Aurora de Albornoz (por Rafael Gallego Sainz), Sara Suárez Solís (por Sargento Provisional), Concepción Arenal (por Comandante Caballero), la ovetense Matilde García del Real (Comandante Janáriz), María Josefa Canellada (Fernández Capalleja) y la escritora francesa y también feminista Flora Tristán (Mariano Flórez) entran en la lista. La selección de nombres distingue e incluye a activistas por la igualdad y los derechos de la mujer como Amparo Pedregal (Teniente Alfonso Martínez).

Nombres de varón hay menos: ocho, siempre que se cuenten como uno solo a los Arquitectos Galán (Yela Utrilla) y a Los Reyes, que así, a secas, quedará el Jardín de los Reyes Caudillos junto a la Catedral. Uno de los objetivos declarados del equipo de gobierno al retomar los trabajos para cumplir con la Ley de Memoria Histórica era corregir el olvido de las mujeres en el callejero, así que la propuesta avanza en ese sentido.

También se cambiará el nombre de tres barriadas. La de Guillén Lafuerza, donde nació el alcalde, pasará a denominarse Las Flores, como lo son los nombres de sus calles.

Polémica

Y habrá polémica. El cambio de las vías obligará a renovar el empadronamiento a los residentes en ellas y otras molestias burocráticas. Está por ver si el Ayuntamiento toma alguna medida para minimizarlas. También, porque hay vecinos que se oponen a la modificación de nombre de sus calles. Los de la plaza de La Gesta y sus alrededores presentaron mil seiscientas firmas en el registro municipal el pasado septiembre, pero la propuesta mantiene que pase a llamarse plaza del Fresno. Además, el PP defiende el derecho de los ciudadanos a escoger el nuevo nombre.

Hay cosas simpáticas. A las expropiaciones mal gestionadas en los años noventa de Rodríguez Cabezas y que costarán 2,6 millones de euros en 2017 podemos llamarlas ya de Alfonso Camín.

Temas