El Comercio

La perrera cambiará de manos el 1 de enero

Instalaciones del albergue municipal de La Bolgachina.
Instalaciones del albergue municipal de La Bolgachina. / MARIO ROJAS
  • La adjudicación del servicio a la clínica Quirós no afectará a los plazos, según el gobierno local

La concejala de Sanidad, Mercedes González, afirmó que hay «que cruzar los dedos» para que la clínica Quirós cumpla todos los requisitos establecidos en los pliegos de contratación y que «el 1 de enero se ponga en marcha el servicio». Es decir, abrir una nueva etapa después de que exista la sospecha del sacrificio masivo de animales, sin permiso, por parte de la actual concesionaria.

Estas dudas, además, ocasionaron que la Plataforma de Entidades de Protección Animal (PEPA) convocase una manifestación por el centro de Oviedo, donde los asistentes reclamaron «una gestión ética» y que los empleados fuesen despedidos. González indicó que los seis «van a ser subrogrados». Es más, a la plataforma tampoco les sentó nada bien que fuese Can Mar la propuesta para llevar el contrato inicialmente.

Ahora, el Ayuntamiento se ha llevado un chasco. La adiestradora de Siero no ha podido acreditar su solvencia ante Contratación y el servicio recaerá en la otra única propuesta, la clínica Quirós. Si finalmente es capaz de demostrar todos los criterios exigidos se llevará el contrato. En caso contrario, habrá que prorrogar con la Protectora de Animales.