El Comercio

Los vecinos culpan a Javier Fernández del «abandono» de El Cristo

Nacio González, Mila Garzo y Flor Tejo, de SOS viejo HUCA, llevaron carbón a Presidencia simulando ser los Reyes Magos.
Nacio González, Mila Garzo y Flor Tejo, de SOS viejo HUCA, llevaron carbón a Presidencia simulando ser los Reyes Magos. / ALEX PIÑA
  • Miembros de SOS Viejo HUCA, vestidos de Reyes Magos, llevan al presidente carbón, y el Principado les recuerda las inversiones en la zona

Tres integrantes de la plataforma SOS Viejo HUCA, vestidos de Reyes Magos, y con bolsas de carbón acudieron ayer a la sede de presidencia. Sus 'regalos' tenían destinatario: el presidente del Principado, Javier Fernández, por tener «abandonado el entorno del antiguo hospital». Nacio González, como Melchor, explicó que en la plataforma se sienten «como los niños que se han portado bien y el día de Reyes nos traen carbón».

Cargó contra el PSOE y también contra el PP, porque «prefieren que la zona del antiguo HUCA la acaben usando primero las ratas que las personas». «Hicimos todo lo posible, llevamos más de dos meses reuniéndonos con los grupos parlamentarios. Todo buenas palabras, pero la enmienda de Podemos para desviar a El Cristo un millón de euros del presupuesto no salió adelanté», protestó. González anunció que la plataforma valorará nuevas movilizaciones y reivindicó «un uso para la plaza de toros» y «aprovechar Maternidad y Silicosis para uso habitacional».

Flor Tejo, como Melchor, pidió que los políticos pasen «de las palabras a los hechos».

La respuesta

El Principado no se quedó callado. Fuentes de la consejería de Infraestructuras aseguraron en un comunicado que «no cabe, a nuestro juicio, hablar de abandono».Y recordó que el pasado mes de diciembre «inició distintas actuaciones de urbanización en los terrenos liberados» en el barrio de El Cristo tras el traslado del HUCA a La Cadellada, por importe de 60.434 euros. Un dinero que se invierte en el 'nuevo' parque, además la retirada de vallas, siega y acondicionamiento del lugar por otros 39.300 euros. Los vecinos lo inaugurarán con una chocolatada cuando terminen las obras.

En opinión de la Consejería de Infraestructuras, las reivindicaciones de los vecinos son «compatibles» con la ordenación urbanística proyectada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate