El Comercio

El Ayuntamiento se compromete a iniciar las obras del bulevar de Santullano en 2018

fotogalería

Momento en el que el alcalde retira la bandera de Oviedo que cubría la placa con la nueva denominación. / ALEX PIÑA

  • Ignacio Fernández del Páramo afirma que la transformación en un vial urbano se hará haya o no fondos europeos para ello

La inauguración del bulevar de Santullano parecía el estreno de cualquier carretera durante la época de bonanza económica. Había petardos, gaitas, cuatro banderas e incluso una espicha. A este acto, asistieron representantes de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento, con la excepción del Partido Popular, y el equipo de gobierno se mostró unido. Quisieron borrar la imagen de división que mostraron hace tres meses, cuando la Unión Europea rechazó la candidatura del programa 'Conectando Oviedo' a los fondos europeos de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI) y los tres afirmaron que por delante hay aún mucho recorrido. «Vislumbramos en un futuro próximo que esta área se convierta en la columna vertebral» de los barrios que se separaron, cuando hace cuarenta años se construyó la 'Y', destacó el alcalde, Wenceslao López. Sin embargo el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, fue un paso más allá y puso fecha al inicio de las obras al afirmar que comenzarán «a finales de 2018».

«El siguiente paso es la realización de una cronología de actuaciones y en tres meses sabremos si nos conceden los fondos europeos. No obstante, haremos las obras» con ellos o sin ellos. La única diferencia que habrá es el tiempo de ejecución, ya que si la UE vuelve a decir que no, el proceso será más lento. El Ayuntamiento no dispone de los 19 millones de euros previstos en inversiones. Al mismo tiempo, estas declaraciones tienen una connotación negativa. Y es que a lo largo de este año no se realizará ninguna obra en la zona, pero sí continuará el proceso de participación ciudadana que comenzó hace cuatro años. «Ahora, tenemos que realizar los pliegos para el concurso de ideas», añadió la primera teniente alcalde, Ana Taboada. Destacó que esta consulta ciudadana es «más ambiciosa» que otras que se han realizado en España, ya que uno de los objetivos es la «incorporación de una votación popular en el proceso de contratación». Sin embargo, esta no será una tarea sencilla y el área de Participación Ciudadana deberá revisar a fondo todo el procedimiento para no encontrarse con problemas legales que anulen el proceso en el futuro.

El regidor ovetense agradeció la labor de Ignacio Fernández del Páramo por liderar todo este proceso que les está dando más de un dolor de cabeza y al mismo tiempo se puso nostálgico al rememorar que él es uno de los pocos que pisó el área de La Vega sin «los caminos» que hay hoy en día. Por esta razón, su objetivo sigue siendo «incorporar a Oviedo la fábrica de la Vega» y que tanto esta factoría como la 'Y' formen parte del «tejido urbano y social de la ciudad».

Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida, Cristina Pontón, manifestó que la colaboración entre el equipo de gobierno y los representantes del colectivo 'Imagina un bulevar' es un «ejemplo», a pesar de problemas que ha habido durante todo este tiempo y que hayan provocado más de una crisis en el seno del ejecutivo local.

'Conectando Oviedo'

El proyecto para humanizar la entrada y salida a la ciudad a través de la antigua la autopista 'Y' se presentó hace un año a los fondos DUSI y fue calificado por el equipo de gobierno como el más ambicioso que habían hecho hasta el momento. Pedían 15 millones de euros y los otros 6,8 millones de euros provendrían de las arcas municipales. Durante el proceso de elección de las candidaturas, el optimismo reinaba en el Ayuntamiento y cuando la resolución fue negativa, el chasco que se llevaron fue grande. Tanto que el alcalde tiró la toalla por un día. Afirmó que siendo realistas el programa «de momento, va a quedar parado», debido a que el Ayuntamiento no tiene «capacidad financiera para hacerle frente».

Estas afirmaciones hicieron reaccionar a sus socios de gobierno que enviaron un comunicado conjunto, donde instaban al regidor a «recapacitar» y «pelear» por lo que habían consensuado en su programa de gobierno. En respuesta, Wenceslao López les tildó de «desleales», además de manejarse con «falta de rigor y deslealtad». Pero para apagar las llamas tanto Somos como Izquierda Unida afirmaron que se iban a presentar a otra convocatoria, a pesar que la cantidad de dinero a la que se opta sea menor.

Para ello hubo que retocar todo lo planeado. En total, el Ayuntamiento aspira a recibir 10,3 millones de euros que junto a los 9,1 millones de euros que provienen de las arcas públicas y se pretende humanizar esa área con 6,9 millones, rehabilitar el Palacio de los Deportes con 3 millones, destinar 300.000 euros para sustituir las calderas de carbón de los hogares, 410.000 euros para mejorar el parque de Santullano y el entorno de La Vega y 1,72 millones para movilidad y transporte público, con el estudio de un carril Bus-VAO en sentido entrada. Además, hay presupuestados 2,9 millones para servicios sociales y 2,5 para mejoras en eficiencia energética y accesibilidad de 250 y 150 viviendas respectivamente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate