El Comercio

«Soy la cabeza de turco», se defiende el director del Reconquista

La concentración convocada por Izquierda Unida antes de la vista.
La concentración convocada por Izquierda Unida antes de la vista. / MARIO ROJAS
  • José María Barrán arremete contra el comité de empresa del hotel tras un juicio por presuntas amenazas a la hija de la presidenta del colectivo

El director del hotel de la Reconquista, José María Barrán, acudió ayer a un juicio por presuntas amenazas de muerte a la hija de la trabajadora despedida y que fuera presidenta del comité de empresa, Raquel Agüeros. Y se defendió: «El comité de empresa ha centrado en mí las persecuciones, soy la cabeza de turco. Hay muchos trabajadores buenos en el Reconquista», espetó ante los medios de comunicación.

Barrán abandonó los juzgados «contento». No entró en el fondo del asunto. «Ha ido bien, estoy satisfecho. Desgraciadamente el Reconquista se ha convertido en un tema político. El comité de empresa (Hotusa, la concesionaria) quiere que yo me marche, que la empresa se marche, y nosotros vamos a seguir defendiendo la honestidad y el trabajo bien hecho», dijo.

Por el otro lado, la denunciante , Raquel Agüeros, abandonó la sala de vistas visiblemente afectada, sin realizar declaraciones. Sí las hizo el responsable nacional de Hostelería de Comisiones Obreras, Antonio Ruda: «Los testigos han tenido contradicciones y hemos intentado demostrar que hubo amenazas. Raquel entra en las oficinas bien, no tiene sentido que entrara así y la tuvieran que llevar al ambulatorio, algo ocurrió en ese despacho, hubo gritos», aseguró indicando a que fue entonces cuando sufrió la presuntas amenazas.

También anunció una protesta en la sede de HOTUSA en Madrid los próximos días 13 y 17 de marzo.

Antes del juicio, uno más del rosario de conflictos en los tribunales entre el Reconquista y su plantilla, decenas de personas se concentraron a las puertas de los juzgados de Llamaquique para apoyar a Agüeros, muchas de ellas ataviadas camisetas rojas y hasta máscaras con el rostro de la denunciante. En sus pancartas se leían críticas a HOTUSA. Corearon lemas como «¡Raquel somos todas!» o «Reconquista, solución. Despedidos, readmisión».

Entre los presentes en la protesta se encontraban trabajadores y extrabajadores del hotel, los diputados autonómicos de IU Gaspar Llamazares y Concha Masa, la portavoz municipal de la coalición, Cristina Pontón, y la vicealcaldesa Ana Taboada. También el aludido por el director, Luis Vega. El despedido secretario del comité de empresa informó de que la sentencia existente contraria a su readmisión se encuentra recurrida y habló de «represión sindical» por parte del hotel.

El juicio por amenazas quedó visto para sentencia y el próximo lunes la que se sentará en el banquillo de los acusados será la propia Agüeros. Hotusa la ha denunciado por vulneración del honor de la empresa.

Otra cuestión pendiente es una moción de Izquierda Unida para declarar persona 'non grata' a Barrán. Somos adelantó a este diario que la apoyará, Ciudadanos se opondrá y el PSOE afirmó que «tal como está planteada no parece que resuelva nada».