El Comercio

«Quien tiene capacidad para decidir los usos de La Vega es el Ayuntamiento»

El concejal de Urbanismo y el alcalde (a la derecha), con otros participantes en la reunión .
El concejal de Urbanismo y el alcalde (a la derecha), con otros participantes en la reunión . / ÁLEX PIÑA
  • El alcalde defiende el poder del municipio para ordenar el suelo en el pliego del concurso de ideas para el Bulevar, que estará listo en marzo

El Consistorio elaborará el pliego de condiciones para el concurso internacional de ideas para la transformación de la entrada a Oviedo desde la 'Y', el ahora bulevar de Santullano, haga lo que haga el Ministerio de Defensa, dueño de la antigua factoría de armas. Así lo expresó ayer el alcalde, Wenceslao López: «Al margen de la cesión o no de la fábrica de La Vega, quien tiene la capacidad para decidir los usos de los suelos de Oviedo es el Ayuntamiento, al margen de quién sea el dueño».

López espera que «ese pliego puedan tenerlo maduro» los técnicos «en marzo». Para el concurso de ideas hay «70.000 euros blindados» que no se gastaron en 2016, explicó el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo. Después del concurso, vendrá la votación de las alternativas y la redacción final del proyecto, ya seguramente en 2017. «Hay partidas de años anteriores, con eso podemos jugar e iniciar las obras a finales del año que viene, como hemos acordado con la plataforma», añadió el edil. Mientras avanzan los trámites, se llevarán a cabo pequeñas actuaciones de «urbanismo táctico» que «no interfieran con el proyecto». Por ejemplo, instalar pasos de cebra y adelantar el límite de velocidad de cincuenta kilómetros por hora de la entrada a Oviedo un kilómetro más allá, hasta la salida hacia el Hospital Universitario Central de Asturias.

Los concejales realizaron estas declaraciones ayer durante la presentación de las conclusiones de los talleres participativos 'Diseña Santullano' de la plataforma Imagina un Bulevar. Las conclusiones quedarán insertadas en el pliego técnico del concurso de ideas y, explicaron fuentes municipales, «los concursantes deberán tenerlas en cuenta, justificar su decisión y serán puntuados positiva o negativamente si las incluyen o no».

«Hay unas directrices básicas. Tendrá que ser como cualquier espacio urbano de Oviedo y no una vía de alta ocupación de vehículos. Mejorar la calidad de vida de las personas. Dotar a ese espacio de infraestructuras tanto públicas como privadas. Un espacio vivo y revitalizador diseñado con criterios medioambientales», expuso el miembro de la plataforma Antonio Abúlez.

Cada uno de estos objetivos incluye varias concreciones. En primer lugar, el futuro diseño deberá incluir una red de sendas para bicicletas y peatones que se conecten a las ya existentes o las futuras. En el apartado ecológico, tendrá que regenerar el medio ambiente cubriéndose con árboles y reciclando el agua de lluvia. Los talleres apuestan por ubicar un auditorio al aire libre en la zona, más señalización y protección del patrimonio (como San Julián de los Prados), huertos urbanos, recuperar el paso del Camino de Santiago por la zona o reprogramar el Palacio de los Deportes. Por último, queda por determinar la financiación del futuro Bulevar. El proyecto ganador deberá tener en cuenta si el Ayuntamiento tiene que asumir las obras con recursos propios o contará con la ayuda de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible Integrado), precisó el edil del ramo. López se mostró optimista: «Ojalá lo sepamos pronto, qué más quisiéramos. Tenemos esperanzas y fundamentadas, el área ha presentado un gran proyecto». Buena falta hace el dinero, concluyó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate