El Comercio

La «segunda casa» de los agentes de intervención

fotogalería

Los agentes, con las nuevas furgonetas, en la presentación. / MARIO ROJAS

  • Las dos unidades de la Policía Nacional de Oviedo reciben siete equipadas furgonetas para «actuar allí donde nos reclamen»

Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) son conocidos popularmente, dicen ellos que por desconocimiento, como 'los antidisturbios'. Se ha quedado de ellos esa imagen de sus actuaciones en conflictos sociales o en la seguridad de los partidos de fútbol, pero, defienden, su trabajo va mucho más allá. De hecho, el 95% del tiempo de su jornada laboral están realizando otras labores. «No se conoce cuando vamos a ayudar a desembarcar cayucos en Tenerife, o a hacer controles transfronterizos por tema de trata de blancas o en la frontera de los Pirineos por la alerta yihadista», apuntó ayer Iván Vizcay, inspector jefe del grupo primero de la novena UIP, conocida como 'Cobra'.

Esa movilidad es la principal seña de identidad de las unidades de intervención policial. No van sin su vehículo a ningún sitio. Ayer estaban en Oviedo, pero no saben dónde irán hoy. Sus furgonetas son sus «segundas casas», por eso estaban de celebración por la renovación de siete de ellos pertenecientes a uno de los dos grupos afincados en Oviedo y que tienen prioridad de actuación en Asturias y Cantabria. «Hemos mejorado mucho, sobre todo en habitabilidad. Tenemos mucho más espacio. Hay que tener en cuenta que siete u ocho personas podemos hacer mil kilómetros en un solo vehículo. Hemos mejorado en seguridad y habitabilidad», insistió Alfonso Fernández, policía parte del equipo de mando del grupo que ayer hizo las presentaciones.

Intervención yihadista

Fueron ellos quienes hace unos meses intervinieron en la detención de un yihadista en Gijón. El día anterior les citaron temprano en la cuartel de Buenavista, pero no sabían a dónde iban hasta el último momento. «Entramos en dos viviendas. No sabíamos qué podía haber en el interior. Prestamos un servicio público como cualquier otro», insistieron. Los noventa y cinco policías que forman la UIP en Asturias deben estar siempre listos para salir a cualquier operativo en una hora. «Siempre vamos con la esperanza de hacer la mejor intervención, que es la que no se hace».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate