El Comercio
La Escuela de Hostelería de Olloniego, nueva sede de la Facultad de Turismo.
La Escuela de Hostelería de Olloniego, nueva sede de la Facultad de Turismo. / MARIO ROJAS

La Facultad de Turismo se trasladará a la Escuela de Hostelería de Olloniego

  • El centro adscrito a la Universidad de Oviedo pondrá en marcha con Otea el nuevo Centro de Innovación y Formación Turística

A partir del próximo curso académico, la Facultad de Turismo trasladará su actual sede en la avenida de Los Monumentos a la Escuela de Hostelería de Olloniego. Lo hará para liderar un nuevo Centro de Innovación y Formación Turística que pondrá en marcha con la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea).

La dirección del centro, a través de una nota de prensa, explica que este paso supone un «importante avance» para ambas instituciones, ya que se incrementará «la competitividad del sector turístico asturiano» y busca «intensificar el trabajo en la formación de los futuros líderes del sector».

El nuevo Centro de Innovación y Formación Turística de Asturias acogerá tanto a los estudiantes universitarios como a los de los ciclos formativos, que tendrán la posibilidad de contar con una relación directa con las empresas del sector. «Esto conlleva nuevas y mayores posibilidades de especialización» que redundará en su «acceso al mercado laboral».

El primer paso antes de hacer efectiva la mudanza será la celebración de una jornada técnica a las nuevas instalaciones. Así los alumnos que actualmente están cursando sus estudios en la facultad del Naranco y los futuros que vayan a matricularse, ya en el nuevo edificio, conocerán las instalaciones.

Mano a mano con Otea

La creación de un centro de formación especializada es una vieja aspiración de la patronal del turismo y hostelería asturiana. Ahora, aprovecharán sus instalaciones para trabajar codo con codo con la Facultad de Turismo.

La Escuela de Hostelería se trasladó del edificio del Pavo Real, en el Campo de San Francisco, donde estuvo casi dos décadas, a Olloniego en 2014, cinco años después de lo previsto. El centro de formación hostelero pasó así de un coqueto pero poco funcional edificio a un local de dos plantas edificado en una parcela cedida por el Ayuntamiento a la Cámara de Comercio. Un proyecto que alcanzó un presupuesto de tres millones de euros y de un millón y medio para su equipamiento: oficinas, aulas, biblioteca, salón de actos, sala de catas, duchas y una cafetería para 150 personas.

De todo ello se beneficiarán, a partir de septiembre, los alumnos de la Escuela de Turismo. A ellos les tocará la mudanza. Lo harán en plena celebración del cincuenta aniversario de esta facultad que nació como Escuela de Turismo en 1967. Estuvo ubicada en la plaza de la Catedral, en el edificio que hoy ocupa la sede regional de Izquierda Unida. De ahí se trasladó en 2001 a la avenida de los Monumentos. Ahora el viaje continúa un poco más lejos, en la vecina localidad ovetense de Olloniego.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate