«Los Premios Princesa son un recurso de primer nivel»

Vicente Sánchez, con Wenceslao López, en la presentación de las jornadas.
Vicente Sánchez, con Wenceslao López, en la presentación de las jornadas. / M. ROJAS
  • Wenceslao López defiende la gala después de recortar en 100.000 euros la ayuda que cada año recibe la Fundación

El alcalde, Wencesalo López, fue ayer tajante y sacó pecho de los Premios Princesa. Los galardones y las actividades que se organizan a su alrededor, dijo, «son un recurso de primer nivel que pone a Asturias en el mapa» no solo de España, sino de Europa. Por esta razón, cree que es fundamental aprovechar todos los recursos económicos que se generan a su alrededor y así potenciar la cultura ovetense.

Las declaraciones contrastan con los actos del equipo de gobierno en los cerca dos años que lleva de mandato. Durante este tiempo, el Ayuntamiento ha rebajado la ayuda que recibe la Fundación en 100.000 euros -50.000 euros por año- y tanto Somos como Izquierda Unida tienen una opinión bien distinta a López.

La primera de estas formaciones afirma que la subvención debe ir descendiendo progresivamente hasta llegar a cero. Por su parte, el tercer partido del gobierno pretende eliminar cuanto antes este apartado de los presupuestos locales, ya que cree que los patronos tienen más recursos que el Ayuntamiento. Tal es su rechazo que desde este año, el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, no es el encargado de dar la orden de realizar la transferencia. Sin embargo, López fue claro durante la negociación presupuestaria y destacó que este era el último año en el que se aplicaba la rebaja, aunque está por ver si finalmente se cumple.

Jornadas culturales AMSO

López realizó estas declaraciones durante la presentación de las jornadas culturales de la AMSO, acompañado del secretario de Cultura de la agrupación, Vicente Sánchez. En total, serán siete las conferencias, que se impartirán y que arrancaron ayer con una ponencia del profesor de la Universidad de Oviedo Víctor Fernández Blanco. Según indicó el regidor, la cultura es un sector que tiene mucha importancia en la ciudad, pero ve debilidades. Sin ir más lejos, opina que toda oferta se concentra en el centro y su objetivo es «descentralizarla». Además, cree que hay infraestructuras a las que se le debe sacar más rendimiento y también recuperar la cultura tradicional y popular, ya que últimamente se apuesta más por lo moderno.

De forma paralela, resaltó que en todo el concejo existe una «gran riqueza de bienes protegidos (cincuenta BIC) y no se les ha sabido sacar el potencial que nos gustaría».