El Comercio

«Hay una religión en torno a la crianza»

García, con su nuevo libro, en el hotel Ayre.
García, con su nuevo libro, en el hotel Ayre. / MARIO ROJAS
  • Marián García, 'Boticaria García' Doctora en Farmacia y escritora

  • «El Ministerio de Sanidad debería pronunciarse sobre la homeopatía, es difícil negarse a dispensar algo que es legal»

Las cuartas jornadas 'eSalud de Asturias' trajeron ayer a la ciudad desde Madrid a Marián García, la bloguera 'Boticaria García', una doctora en Farmacia, con dispensario propio y autora de un libro de anécdotas, 'El paciente impaciente'. Su próximo volumen, 'El moco radioactivo', se publica el próximo martes y algo nos avanza.

¿Quién le pregunta más?

Muchísimo las embarazadas, son seres hormonados; y hablo con experiencia, lo he estado dos veces y asaltan todas las dudas. 'Un trozo de queso ha rozado con un poco de jamón, ¿me lo puedo tomar?', ese tipo de cosas. El jamón hay que congelarlo cuarenta y ocho horas. También preguntan por la nutrición: ahora no se puede comer gluten, lactosa, hay dietas detox de no sé qué...

¿Hay psicosis con algunos alimentos?

Mucho, generado en gran parte por la 'intoxicación' de internet. Por ejemplo, el aceite de palma, obviamente, es malo, pero no vamos a volvernos locos con eso, o el azúcar.

¿Hay cierto fundamentalismo sobre tomar o no leche materna?

Sí, sufrí en mis propias carnes el azote de talibanas. Se ha creado una religión en torno a la crianza del niño. Hay cosas que se estaban haciendo mal y se pueden mejorar, pero hay que tener un respeto a todas las madres.

¿Cuál es la consulta que más le ha llamado más la atención?

Un tío que se baja los pantalones en la farmacia, en plan: '¿Usted cree que lo tengo mejor?'. Eso impacta. Luego hubo un señor que me dijo que se había puesto una caja entera de supositorios. Me asusté, le dije que era imposible porque estaría en el hospital. Se levantó la camisa y los llevaba pegados a los riñones, porque era lo que le dolía.

¿Alguna anécdota nueva que no aparezca en su primer libro?

Una clienta que no se quería tomar dos medicamentos juntos por si eran 'contradictorios'. O frases como «Yo le dejo a mi marido el bistec (en vez del blíster) preparado en la cocina para que no se le olvide tomarse la pastilla». «Dame un 'antiinformatorio». «Quiero unas medias 'comprensivas'». E ibuprofeno 'de canutos', me han pedido.

¿Cómo lidia con los clientes que creen tener más razón que usted?

Hay que tener mucha mano izquierda. Si la idea de la persona no es muy agresiva, como poner una cebolla en la mesita de noche, le digo que lo siga haciendo y además haces esto. Si veo que puede ser peligrosa, como un collar de ámbar para los bebés, intento razonar.

¿Qué opina de la homeopatía en las farmacias?

Hay un gran debate. El Ministerio de Sanidad ahora los apoya, los tenemos en la farmacia y mucha gente los prescribe, otros no, otros solo si se lo piden. Es difícil decirle a alguien, si no estás de acuerdo, que no le dispensas algo que es legal. Dado que en otros países se han tomado iniciativas -por ejemplo en Estados Unidos pone en las cajas que «no se ha probado la eficacia»- sería bueno que el Ministerio se pronuncie y nos deje en una posición clara.

¿Qué puede adelantar de su próxima obra, 'El moco radioactivo'?

Es un libro hecho con mucho cariño, me he 'quejado' de la guerra que dan los padres primerizos porque falta información. Es un manual divertido, con información de calidad, ilustrado: duerme boca arriba o abajo, le doy primero la yema o la clara...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate