El Comercio

Taboada prioriza la creación de un nuevo centro social en los terrenos del antiguo hospital

Taboada, Casnueva, Martínez y García en el parque del Truébano.
Taboada, Casnueva, Martínez y García en el parque del Truébano. / ALEX PIÑA
  • Los vecinos recuerdan que el parque Truébano, que estrena dos proyectos artísticos, está inconcluso y reclaman que se ejecute la segunda fase

No hace tanto Mario Martínez y Álvaro García estudiaban en la Escuela de Arte. Recuerdan bien esos días de clases, cuando solo tenían en su tiempo libre unos bancos de mobiliario urbano colocados la acera para sentarse. Les habría gustado disfrutar de esa zona verde que ha dejado el traslado a La Cadellada del Hospital Universitario Central de Asturias y por eso cuando recibieron la invitación para participar en una intervención en el nuevo parque Truébano no lo dudaron. Sus proyectos, uno con un mural bidimensional y otro con diferentes estructuras de arquitectura efímera, ya lucen en un espacio donde todavía queda mucho por hacer.

Además de los remates que requiere el espacio verde, los ciudadanos y la plataforma vecinal SOS Viejo HUCA aguardan a que lleguen los usos temporales comprometidos hasta que se convoque un concurso para remodelar el área de El Cristo. La próxima semana se reunirá la comisión de seguimiento que analizará ese compromiso del Ayuntamiento y el Principado para establecer actividades temporales, un proyecto que comenzará con el centro social reclamado por los residentes en la zona. «Para nosotros el centro social es prioritaria. Tenemos que buscar un sitio para instalarlo», explicó. También está en ese listado de usos zonas para skate y otros deportes, que poco a poco vayan «dando vida» al parque que ayer se llenó de arte.

Fue el Ayuntamiento quien propuso a la Escuela de Arte la intervención en ese nuevo espacio que ahora usan sus alumnos. «Elaboramos un concurso en el que convocamos a cuarenta de nuestros exalumnos. Se presentaron veinte y un tribunal seleccionó estas dos propuestas», relató el director de la escuela, José Antonio Casanueva. Mario Martínez optó por un mural con paneles que tienen «algo orgánico, como que nace la vida en una zona donde solo teníamos bloques de hormigón». Por su parte, Álvaro García, titulado en arquitectura efímera ha creado cuatro espacios con palets, que representan a los cuatro elementos. «El agua tiene forma de olas y son tumbonas para el sol», ejemplificó el creador. Mientras, los vecinos recordaban que hay una segunda fase por realizar y pedían que se allanara el terreno, se crearan rampas de acceso para sillas de rueda e instalaran elementos de gerontogimnasia.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate