Joyas en la Escuela de Minas

fotogalería

Uno de los puestos de la feria. / PABLO LORENZANA

  • Multitud de minerales y fósiles se venden este fin de semana al público

  • «Me gusta mucho todo, tienen cosas preciosas y con muy buena relación calidad precio», comenta una de las visitantes de la feria geológica

El vestíbulo de la Escuela de Minas se convirtió ayer en un fabuloso escaparate de todos los colores y formas gracias a los expositores que mostraron y vendieron su mercancía al calor del XXVIII Certamen de Minerales, Gemas y Fósiles de este fin de semana.

«Está genial, venimos desde hace años porque nos gustan los minerales», afirmaba Matusa Fontdevila, una de las visitantes. Este año había conseguido arrastrar a su amiga María José Martínez: «Me gusta mucho todo, tienen cosas preciosas y de muy buena relación calidad precio. Compras con garantía».

En efecto, en la estancia había rocas para todos los gustos, oriundas de todas partes del mundo y datados en todos los periodos geológicas, desde el Precámbrico hasta el Cuaternario. Joyas, trilobites, ámbares, huellas en la piedra, dientes de dinosaurio... y hasta muñequitos de animales hechos con esteatita tallada a mano en Perú.

«Todo es natural, como sale de las minas», señalaba uno de los comerciantes, el madrileño Julio Martínez, sobre sus espectaculares esfaderitas. Relató que «se vende de todo un poco. La mujer más la bisutería; el coleccionista, los minerales, los niños, las cajitas. Todo relacionado con la minería: las joyas son de ágatas, lapislázulis...».

Cerca de Martínez estaba Luis Fernando Villa, procedente de Azuqueca de Henares. Llamó la atención de muchos con sus restos de dinosaurios y otros seres, como un enorme ammonite. Aunque sus productos de más éxito, aseguró, son la joyería, «con la que llegas a más gente», y también el ámbar, con animales en su interior.

También había algún paseante menos curioso, como el coleccionista desde hace medio siglo Jorge Orueta, que se hizo con dos corindones. «Está bien, es una feria pequeña, muy adaptada a Oviedo para los coleccionistas que hay en Asturias», comentaba sobre los expositores.

El evento continúa hoy con talleres de bateo para niños y jóvenes por la mañana y por la tarde y exposiciones de maquetas sobre energías renovables.