Los contratos menores se sextuplican

Hay otros signos de que Contratación no funciona. El nuevo equipo de gobierno se encontró con un informe de Intervención que señalaba una serie de contratos que, pese a estar finalizados, se siguieron prestando por las mismas empresas «sin amparo legal» y que son «nulos de pleno derecho». Con prórrogas verbales, seguían trabajando y presentando las facturas al Ayuntamiento. Sumaban, solo en 2015, 670.000 euros. El equipo de gobierno anunció la apertura de un expediente del que no ha vuelto a saberse nada y acabó pagando las facturas tras pedir informes al Consejo Consultivo. Se trataba de los contratos de promoción de congresos, con Azvase; el de socorrismo en las piscinas de La Corredoria y el parque del Oeste y el de cuidados de las pistas pádel del mismo parque, ambos con Educación Deportiva del Principado; el de vigilancia del Auditorio y el Palacio de Congresos, con Sabico Seguridad; los servicios de funcionamiento de las piscinas del parque del Oeste, con Sidecu; e, incluso, el alquiler de una nave de almacén general y carpintería, con Gómez Oviedo. Las señales siguen sin ser buenas. La prevención de la legionelosis en las fuentes acabó haciéndose con contratos menores para cada fuente, al no licitarse el nuevo en tiempo. Solo en 2016, los contratos menores supusieron el 18% del importe de todos los contratos adjudicados por el Ayuntamiento, seis veces más que en 2015.

Aún así el porcentaje queda muy lejos del del año 2013, cuando los contratos menores, casi todos para puentear contratos de servicios, sumaron 2,5 millones de los 7 adjudicados.