Los vecinos piden un parque de Invierno más accesible y limpio

Panorámica de las obras de la pista de 'skate' en la zona baja del parque.
Panorámica de las obras de la pista de 'skate' en la zona baja del parque. / A. P.
  • La asociación de amigos y residentes de la zona piden pequeñas mejoras para hacer más agradable este lugar de esparcimiento y deporte

Situado en el extremo sur del casco urbano de la ciudad y construido hace treinta años, el parque de Invierno es un lugar muy transitado por los ovetenses, que lo atraviesan para ir a la senda verde, al Palacio de los Niños, a las pistas de 'skate' o simplemente para pasear. Es bueno, pero podría ser mejor, reivindica la Asociación de Vecinos y Amigos del Parque de Invierno (AVAPI).

Su primera petición es hacer el entorno un poco más cómodo. Para ello, hay dejar claro que Pedro Masaveu es una calle para la bici: «Solo hay un límite 30 en el suelo y una señal, ni cojines ni nada», dice Esteban Prieto, vicepresidente de la asociación.

Querrían también más rampas entre la calle y el paseo del parque, para evitar que haya que caminar hasta los extremos de la calle: «Para bajar la gente mayor y con sillas no puede», afirma el presidente y exconcejal, Avelino Martínez.

En el extremo este del parque hay «un camino que ha hecho la gente para evitar un rodeo» para bajar al colegio Veneranda Manzano, cuenta Valentín Álvarez, otro de los directivos del colectivo, que reclama «que hagan el suelo de hormigón o empedrado».

Las infraestructuras son otro caballo de batalla. En la zona hay un antiguo campo de voley-playa sin terminar que se llena de plumeros de la Pampa y un polideportivo, proyectado hace treinta años, pero que no se ha hecho. Piden asimismo un local que haga las veces de centro social en la no explotada sala de exposiciones del Palacio de los Niños.

Si bien la limpieza no es un problema serio, constatan que se puede mejorar, empezando por instalar urinarios y señales para que los dueños de perros recojan los excrementos de sus mascotas

Otra necesidad es limpiar el cauce del río Gafo, indica Prieto, «muchas veces, cuanto más mejor» para evitar la proliferación de mosquitos. En cuanto a las ratas, «tenemos una empresa en la comunidad para que no se metan», afirma Álvarez

Los problemas de seguridad asociados a algunos internos del Centro Materno Infantil, cuentan, han desaparecido: «Ya no es lo que era». Con todo, les gustaría que hubiese policía de proximidad. Los vecinos del parque han dirigido varias veces en los últimos años un escrito con este y otras peticiones (como un autobús circular que pase por allí) al consejo de distrito y al Ayuntamiento, sin éxito. La pelota queda ahora en manos del equipo de gobierno; mientras, la gente continúa paseando, acostumbrada ya a estos problemas.