El Comercio

La estación de autobuses de Oviedo instala guías táctiles para invidentes

En el centro Jacobo Cosmen, Pedro Ortiz y Pilar Varela durante la visita a la estación.
En el centro Jacobo Cosmen, Pedro Ortiz y Pilar Varela durante la visita a la estación. / ALEX PIÑA
  • ALSA coloca trescientos metros de ese sistema para adaptar las instalaciones e incorpora otras mejoras por valor de 150.000 euros

La estación de autobuses de la ciudad es desde ayer más accesible gracias a trescientos metros de un sistema de guiado táctil para que personas con problemas de visión o con la pérdida total de la misma puedan guiarse por todas las instalaciones, desde las taquillas hasta la misma puerta de los autobuses, pasando por los aseos públicos o cualquier otro espacio del edificio. «Este sistema sirve para alertar, informar y guiar a todas las personas con dificultades de visión», explicó Jacobo Cosmen, presidente de ALSA en Asturias. No fue la única mejora que presentó ayer.

En los últimos dos meses, la empresa ha invertido un total de 150.000 euros que además de esas facilidades para el acceso y tránsito de personas con discapacidad visual, ha traído mejoras para los ciudadanos con movilidad reducida. «Hemos colocado una taquilla, una oficina de ventas adaptada a las personas con movilidad reducida», relató Cosmen, una mejora que espera faciliten los trámites de información de los viajes y compra de billetes.

«Ahora podemos usar la estación y un medio de transporte en las mismas condiciones que cualquier persona», agradeció el delegado de la ONCE en Asturias, Pedro Ortiz. No hay, contó, muchas estaciones con este sistema de guías táctiles. «En otros lugares hay pavimentos distintos, pero esto es un avance y seguiremos trabajando y colaborando para lograr nuevas mejoras relacionadas con las nuevas tecnologías donde hay avances muy importantes», animó. La consejera de Derechos y Servicios Sociales, Pilar Varela, recordó que «las mejoras para personas con discapacidad son mejoras para todos. Todos a lo largo de nuestras vidas vamos a necesitar apoyos de este tipo», advirtió.

El resto de la inversión de ALSA ha estado destinada al acceso a la información de todos los pasajeros y a labores de mantenimiento, como el pintado de todos los espacios comunes. La estación de autobuses cuenta con dieciséis nuevas pantallas de última generación y mayor tamaño que sus predecesoras. Allí se ofrece información a los viajeros sobre las llegadas, salidas y posicionamiento en andenes de los autobuses.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate