Los candidatos al proyecto podrán concurrir hasta el 12 de mayo

  • Tendrán tres meses para elaborar sus propuestas una vez que la Consejería de Infraestructuras anuncie la lista de admitidos

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente abrió ayer el plazo de inscripción del concurso internacional de ideas que seleccionará la mejor propuesta para ordenar los espacios que quedaron libres tras el traslado del HUCA desde El Cristo a la Cadellada. Los interesados en presentar sus propuestas para el futuro del área podrán concurrir al certamen hasta el próximo 12 de mayo. Se publicará entonces una lista de admitidos y los seleccionados tendrán tres meses más para elaborar sus propuestas.

Los pliegos y bases del concurso, informa la consejería, «establecen pocos condicionantes y limitaciones para facilitar la libre expresión y concurrencia de planteamientos arquitectónicos y urbanísticos originales, así como de soluciones que garanticen el uso más eficiente de los recursos». No obstante, existen ya unos criterios fijados en las bases surgidos del proceso de participación ciudadana. Las propuestas presentadas deben fomentar la movilidad, los espacios libres, la diversidad de uso y la calidad urbanística y arquitectónica, sin olvidar la solvencia técnica y económica. En resumen deberán ser sostenibles social, económica y ambientalmente.

El concurso establece tres premios, dotados con 25.000, 9.000 y 3.000 euros, que conllevan la redacción de un plan especial para la zona que se tendrá en cuenta en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana que planea al Ayuntamiento de la ciudad.

No olvida el pliego de condiciones técnicas que El Cristo no es una isla dentro de la ciudad. Recuerda el texto que en la parte baja de la urbe se encuentran algunos de los espacios industriales ovetenses más emblemáticos como es la Fábrica de Armas de La Vega, la otra gran bolsa de suelo que junto con los terrenos del antiguo hospital definirán el futuro urbanístico de la ciudad. «Por su carácter evidentemente estratégico ambos espacios podría conformar una nueva realidad urbana de la ciudad. El marco del concurso siempre admitirá una reflexión urbanística previa sobre ese carácter para proyectar una contribución coordinada a nuevos modelos urbanos», señalan los pliegos .

Esta fase del concurso de ideas es la segunda del cronograma de trabajo que en el mes de abril del pasado año firmaron Principado y Ayuntamiento. La primera fase fue la de la participación y a esta de la convocatoria del concurso le seguirán el encargo y redacción de los documentos, la tramitación y aprobación y finalmente la ejecución, un proceso que podría concluir en diez años.

Temas