El Comercio

Un viaje para «abrir los ojos a Europa»

El estudiante bilbaíno pero residente en Oviedo Asier Vía.
El estudiante bilbaíno pero residente en Oviedo Asier Vía. / ALEX PIÑA
  • Asier Vía consigue una beca para recorrer cinco países durante veinte días

  • Este estudiante del Palacio de Granda se sometió a cuatro pruebas en las que ha mostrado sus capacidades; emprenderá la ruta en el mes de julio

El viaje de Asier Vía, bilbaíno pero residente en Oviedo desde hace quince años y estudiante de segundo de Bachillerato en el colegio Laude Palacio de Granda, comenzó hace dos años. Fue en este momento cuando su profesora de Matemáticas, Gemma Delgado, lo animó a apuntarse a las 50 Becas Europa, que ofrece desde hace doce años la Universidad Francisco de Vitoria y el Banco Santander, para que los preuniversitarios conozcan Europa. «Esta era la primera vez que mi centro educativo ofrecía la posibilidad de adherirse a esta iniciativa y por cada escuela se pueden apuntar tres personas. Mis compañeros fueron eliminados en la primera y tercera fase y yo he conseguido la ayuda», destaca tras saber que del 2 al 20 de julio se dedicará a conocer mundo.

«La expedición estará formada por cincuenta alumnos españoles y cinco monitores: la ruta comenzará en Alcalá de Henares, después iremos a París, Londres, Oxford, Heidelberg, Frankfurt, Bolonia y Santiago de Compostela. Pero el viaje no acabará aquí, ya que el último día tendremos una recepción con los Reyes en Madrid», indica. A pesar de saberse al dedillo el itinerario, aún desconoce qué monumentos y museos visitarán, ya que cada año la organización realiza un planteamiento diferente. Los gastos que se ocasionen estarán cubiertos por la beca. Una beca surgida «para que los alumnos abriésemos los ojos y conociésemos Europa», considera Vía.

Asimismo, indica que camino para llegar a este puerto no ha sido nada fácil, ya que ha pasado cuatro pruebas donde lo importante no era el resultado final, sino el trabajo en grupo. «La primera fase que tuve que superar fue un test que cubrí a través de internet, donde describí mis aptitudes, cuáles son mis opiniones y también envié mis notas académicas. Después nos realizaron una dinámica de grupo en el hotel Monumental y en él ideamos un producto para ciegos, donde yo hice una especie de palo», explica.

Una vez finalizado Primero de Bachillerato, el tribunal le dijo que continuaba en la hoja de ruta marcada y en la siguiente prueba tendría que hacer un vídeo de un minuto. «La temática de esta grabación era sobre qué no me gustaría olvidar dentro de veinte años, dije que a mi familia, a mis amigos y el esfuerzo que he hecho para conseguir lo que tengo hasta ahora». Tanto le gustó a la organización que el último fin de semana de febrero viajó a Madrid, donde «recibimos varias charlas y también hicimos una dinámica de grupo: tuvimos que elaborar un proyecto basado en los campos de refugiados y la tecnología. Lo que ideamos fue transformar los contenedores marítimos en una enfermería, en un huerto o en un centro cívico», manifiesta.

Ahora, con el sí en su bolsillo, Vía está pensando en su siguiente reto, que es estudiar el doble grado de Física y Matemáticas. Esta carrera a priori no tiene mucho que ver con lo que siempre ha deseado ser, filósofo, pero él defiende lo contrario: «Estas tres temáticas tiene una relación estrecha, ya que no se puede ser científico sin saber Filosofía».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate