«Parece que el tripartito no quiere que ascienda el Oviedo Club de Baloncesto»

    Gerardo Antuña.
    Gerardo Antuña.
    • El edil del PP, Gerardo Antuña, acusa al equipo de gobierno de «no tener un plan de apoyo a quince días del inicio del 'play-off' a la ACB»

    El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Oviedo, Gerardo Antuña, acusó ayer al equipo de gobierno de despreciar a la principal entidad de baloncesto masculino de la ciudad en un momento crucial de la temporada y de su historia. «La verdad es que a quince días del inicio del play-off a la ACB (la máxima categoría profesional de este deporte), el tripartito no tiene un plan de apoyo para el OCB (Oviedo Club Baloncesto)», denunció ayer el concejal a través de una nota de prensa.

    Antuña disparó directamente contra el alcalde, Wenceslao López; la concejala de Educación, Mercedes González; y el edil delegado de Deportes, Fernando Villacampa, a los que acusó de «despreciar al deporte ovetense» y de ser «los únicos responsables de situaciones tan lamentables como que desde el propio club se vean obligados a plantearse jugar en el Palacio de Deportes, instalación que no cuenta con un plan de contigencia adecuado para acoger encuentros de la ACB». Porque, señala Antuña, desde el equipo de gobierno, «erróneamente, creen que con una pista y dos canastas es suficiente para que Oviedo pueda acoger encuentros de la liga ACB».

    «No hay plan ni saben lo que van a hacer. Tal parece que su único deseo es que el equipo no ascienda. Es la única forma de que su incapacidad para solventar problemas no quede al descubierto», afeó el edil.

    El portavoz adjunto del PP aseguró que el equipo gobierno «no hace más que vender humo» y efectuar «promesas inasumibles». «Es muy fácil ir a Pumarín a alimentar ilusiones y luego contradecirse, es una falta de respeto a la afición. Primero lanzan su propaganda, luego el alcalde pone en duda la ejecución del proyecto de un pabellón deportivo y un día después sus concejales de deportes lo contradicen y confirman que están a la espera del presupuesto y que siguen trabajando en el proyecto», censuró el munícipe, en referencia a los últimos anuncios realizados por el equipo de gobierno. «Como siempre, no se ponen de acuerdo, y así, siendo tres, es imposible», coligió.

    Según Antuña, la otra opción para el OCB ante la ausencia de respaldo del Consistorio sería «buscar una sede fuera del municipio». Algo que califica como «un acto imperdonable del que tendrían que rendir cuentas el propio alcalde, Villacampa y González».

    «Oviedo nunca podría perdonarse perder un club con tanto arraigo y que tantas emociones y beneficios nos aporta a todos, solo por la falta de apoyo institucional y la incapacidad de un equipo de gobierno al que la responsabilidad y los cargos les quedan grandes».

    El pabellón nuevo para el OCB, planeado para ser erigido justo a las piscinas municipales Jorge Echeaga, costaría alrededor de cinco millones de euros. La ACB exige un aforo mínimo de 5.000 espectadores.