El Comercio

Oviedo se adhiere al pacto asturiano contra la violencia de género

Por la izquierda, Marisa Ponga, Alba Antón, Wenceslao López, Guillermo Martínez y Almudena Cueto, en el Salón de Plenos.
Por la izquierda, Marisa Ponga, Alba Antón, Wenceslao López, Guillermo Martínez y Almudena Cueto, en el Salón de Plenos. / MARIO ROJAS
  • El Principado reclama más fondos para la atención de las víctimas y que se recupere el programa nacional de prevención contra esta lacra

Tras más de cien particulares, veinte empresas y organismos y ocho concejos, la ciudad de Oviedo se sumó ayer formalmente al Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres del Principado de Asturias. «Hemos avanzado mucho con las leyes contra la Violencia de Género y de Igualdad, pero queda un largo camino por recorrer», declaró durante el acto de adhesión, celebrado en el Ayuntamiento, el alcalde, Wenceslao López. Para acabar con este problema, «la cooperación institucional es imprescindible».

Abundó que «la lucha contra la violencia machista es un terreno en el que jamás debemos conformarnos». «Lo más importante es la atención a las víctimas, pero el verdadero reto es prevenir el problema», afirmó.

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, destacó el consenso social alcanzado en torno al pacto y la importancia de «acciones concretas que visibilicen y recuerden que es una lacra que debemos desterrar», sobre todo en un «año aciago» como 2017, en el que ya han fallecido 24 mujeres.

El consejero aprovechó el acto para reclamar más fondos de atención a las víctimas para las comunidades autónomas y recuperar el programa nacional de prevención de la violencia.

La entrega de una carpeta de López a Martínez fue un gesto simbólico que culminó ayer la tramitación administrativa después de que, en noviembre del año pasado, todos los grupos acordasen en la Comisión de Atención a las Personas que Oviedo se sumase al pacto. Consecuentemente, estuvieron presentes en el acto representantes de PP, PSOE, IU y Ciudadanos.

Cuatro pilares de acción articulan el pacto: la sensibilización y la prevención, la atención integral a las víctimas de violencia de género, la colaboración entre las instituciones y la revisión continua para su mejora. Para ello, establece 150 medidas en pro de la igualdad efectiva y cuenta con 8,9 millones de presupuesto hasta 2019.

Coeducación y plan estatal

«Para prevenir el problema», el Ayuntamiento reforzará los programas de coeducación y prevención de violencia infantil y de bullying. La promotora de Igualdad en el Instituto de Cerdeño, Alba Antón, avanzó que el mes que viene se desarrollará en Olloniego «un taller de parentalidad y marentalidad positiva». El objetivo, garantizar los derechos de la infancia y «eliminar la desigualdad de género en la crianza».

Antón detalló que se llevarán a cabo en dos fases: primero se instruirá a los padres en tres sesiones para que luego, en la cuarta, los niños los evalúen; después, se invertirán los papeles. A continuación, esta experiencia piloto «será transferida a otros ámbitos del municipio».

Numerosos miembros de las asociaciones pertenecientes al Consejo Municipal de Igualdad siguieron el acto en el salón de plenos. Munia Braña, presidenta de Mujeres Jóvenes de Asturias, destacó que el pacto es un «avance grandísimo que está traspasando el Principado». No obstante, «se debe trasladar a un pacto estatal contra la violencia de género». Braña pidió también extender estas acciones a la educación de los adolescentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate