El Comercio
Alumnos de Fozaneldi y La Corredoria juegan a 'cesto móvil'.
Alumnos de Fozaneldi y La Corredoria juegan a 'cesto móvil'. / A. PIÑA

Unas olimpiadas pequeñas y sin medallas

  • Cuatrocientos escolares ovetenses se enfrentan en una competición deportiva amistosa en El Cristo

En una competición deportiva, y más en estos días en que la violencia en los campos lamentablemente es noticia, lo más importante es participar. Esa fue la lección que aprendieron ayer los cuatrocientos niños de sexto de Primaria de nueve colegios ovetenses que compitieron en la quinta edición de las olimpiadas intercentros.

En las pistas del polideportivo de El Cristo no se repartieron medallas. Pero sí coeducación. «Tenemos que pasar el balón los chicos a las chicas y las chicas a los chicos», explicaba Jairo Rodríguez, del colegio público de Colloto, debutante este año. Probaron suerte con el 'bótebol', una variante del voleibol. «Se nos da mal, es complicado. Pero también divertido», reconocía su compañera Andrea Guzmán.

La mayoría de los juegos que practicaron los chavales eran modificaciones de los habituales: 'cesto móvil' (baloncesto), 'rondín' (béisbol con el pie) o hockey en versión mini. Así informaba Carlos Radú, de La Corredoria, de lo que es el 'kinball': «Una pelota grande llena de aire, la lanzas, vas diciendo el color de un equipo y no se le puede caer». Aunque no faltó el clásico balón prisionero y la emoción por vencer. Hasta hubo padres que acudieron como público para animar.

Las olimpiadas las organizaron los profesores de Educación Física de los centros. Participaron también los colegios San Pedro de los Arcos, Dolores Medio, Veneranda Manzano, Villafría, Poeta Ángel González, Fozaneldi y Lorenzo Novo Mier. El próximo día 23, los chavales volverán a jugar juntos en pruebas de atletismo, que tendrán lugar en el Campus de los Catalanes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate