El Comercio

Concluye el congreso de bomberos entre un conflicto laboral

Algunos de los trajes que se expusieron en el congreso.
Algunos de los trajes que se expusieron en el congreso. / PIÑA
  • La plantilla del Servicio de Extinción de Incendios reclama más personal; el concejal de Seguridad replica que se cubrirán 11 plazas este año

Con la mítica 'A mi manera' de Frank Sinatra y el himno de Asturias, tocados por la banda de acordeones del Conservatorio, se despidió ayer en el Palacio de Congresos el decimotercer Congreso Internacional de Prevención de Emergencias. Participaron 460 personas, hubo siete mesas redondas y se expuso material de trabajo en cuarenta expositores.

Pero en el aire flotaba la ausencia de parte de la plantilla fija del Servicio de Extinción de Incendios (SEIS), que dio plantón al congreso porque el equipo de gobierno «no soluciona sus problemas»: la escasez de plantilla y la mala organización. A ellos parecía dirigirse la intervención de clausura del concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández: «Respeto y reconozco al SEIS, sin excepción. Mi compromiso es mejorar el servicio y este concejal tiene muy claras las pautas y los tiempos, con mesura».

Uno de los bomberos que no se inscribió al congreso, pero estuvo presente ayer, habló así tras escuchar a Fernández: «Fuimos respetuosos, no interferimos en el congreso ni nos manifestamos. Agradecemos las palabras del concejal, queremos contar con él».

Otro grupo de efectivos del SEIS fue menos conciliador. Es el que, el 28 de noviembre, registró una petición para negociar con Wenceslao López y cuatro concejales más sus condiciones. Solo les atendió el edil de Seguridad, con el que no están satisfechos: «Siempre tiene buenas intenciones, pero nunca dinero» para contratar a las 35 personas necesarias para establecer un sistema de turnos y de nocturnidad. No quieren un sueldo mayor y contratar interinos les parece pan para hoy y hambre para mañana».

«Si por mí fuera ya estaba la oferta de empleo en 2015», declaró tras su discurso Fernández, que se amparó en las limitaciones jurídicas. Pero este año, aseguró, saldrán a concurso once plazas: «Ya hay un borrador de bases, se ha presentado a los trabajadores y todo el mundo puede aportar». Otro asunto pendiente es el nombramiento de un nuevo jefe del SEIS, puesto vacante tras la jubilación de José Manuel Torres. El concejal informó de que el próximo martes se reunirá el tribunal calificador de los aspirantes, con lo que espera «poner fecha a muy corto plazo al proceso selectivo».

Al acto de clausura acudió también el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien alabó la labor de precisión de los bomberos: «En determinados momentos tiene que ser como un bisturí, no hay margen para el error». Destacó que Oviedo no albergaba un evento de estas características desde 1984.

Instantes antes, Martínez comentó la situación de los bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA), 380 personas que atienden toda Asturias menos a Oviedo y a Gijón. Reconoció que es necesario renovar la plantilla «para evitar el envejecimiento»; recientemente se han cubierto nueve plazas.

Otro reto al que se enfrenta el SEPA son los incendios forestales, que se producen en épocas menos usuales, «a horas más tardías y afectan cada vez más a zonas pobladas». Martínez comentó que «próximamente» se aprobará una revisión del Plan Especial de Protección Civil frente a estos fenómenos, que incorporará novedades en los sistemas de prealerta y vigilancia.

Hoy aún habrá en el Palacio de Congresos demostraciones de la evacuación de una casa con humo y un circuito de seguridad vial en bicicleta (12 y 17 horas), junto con talleres de reanimación cardiopulmonar.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate