El Comercio

Fallece María Eugenia Fernández Fernández-Vega, hija del conde de Latores

María Eugenia Fernández Fernández-Vega.
María Eugenia Fernández Fernández-Vega.
  • Enfermera en el hospital Gómez Ulla, murió a los 61 años. Ya son seis los hijos desaparecidos de los diez que Sabino Fernández Campo tuvo con Elena Fernández-Vega

María Eugenia Fernández Fernández-Vega, hija del que fuera jefe de la Casa de Su Majestad el Rey, Sabino Fernández Campo, conde de Latores, falleció ayer en Madrid. Tenía 61 años y llevaba un año luchando contra la enfermad que acabó con su vida. El entierro tendrá lugar mañana domingo en el cementerio de El Salvador de Oviedo, donde la familia le dará el último adiós.

Diplomada en enfermería por la Comunidad de Madrid, la enfermedad le obligó a dejar su trabajo en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla hace un año, cuando comenzó con los tratamientos de quimioterapia en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, centro en el que ha fallecido, según informó Europa Press.

Casada con Ángel Calleja Espárrago, deja dos hijas, María y Rocío de 35 y 32 años, respectivamente. Con la pérdida de María Eugenia, son seis los hijos que han desaparecido de los diez que el conde de Latores tuvo con su primera mujer, Elena Fernández-Vega Diego: Álvaro, Sabino, Margarita, María Cristina, María Isabel y ahora María Eugenia.

María Elena -la hermana mayor, que heredó el título de condesa de Latores por decisión expresa del Rey- Luis, Miguel y María José, los otros cuatro hijos de Sabino Fernández Campo, están recibiendo las condolencias de las numerosísimas personas que apreciaban a su hermana.

Sabino Fernández Campo, que falleció en Madrid en 2009, enviudó en 1993 de Elena Fernández-Vega Diego y en 1997 contrajo matrimonio con la periodista y escritora asturiana María Teresa Álvarez.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate