El Comercio

Los menores de 12 años dejarán de pagar el autobús urbano este año en Oviedo

    Los menores de 12 años dejarán de pagar el autobús urbano este año en Oviedo
    • El Ayuntamiento quiere implantar la exención para los pequeños y bonificaciones a los parados en el transporte urbano «en verano»

    Que los niños no paguen el billete de autobús hasta los 12 años. O, incluso, hasta los 14. Esa es una de las principales medidas que el Ayuntamiento de Oviedo incluirá en una modificación del Plan de Movilidad Urbana que entrará en vigor este mismo año. «Querríamos implantarlo en verano», afirmó la concejala de Servicios Básicos, Ana Rivas.

    La socialista adelantó que el proyecto está «bastante avanzado, pero sin madurar». Explicó que está «valorando distintas alternativas» a fin de que no haya abuso de la gratuidad, «intentar reducir la picaresca», por un lado; por otro, otorgar «facilidad para que los conductores puedan controlarlo sin que les suponga un esfuerzo especial». Por su parte, los parados se beneficiarán de una bonificación parcial en el abono de transporte, que se uniría a las ya existentes para personas mayores, indicó la edil.

    Además, en los entornos de Villaperi y Naves, por petición vecinal, los usuarios tendrán una ayuda para llegar hasta el TUA sin coste adicional. «Habrá un transporte con el mismo billete que hará un recorrido varias veces al día hasta la parada más próxima. Turismos, no tiene por qué ser taxi», detalló Rivas.

    Estos cambios vendrán acompañados de una reordenación de casi todas las líneas y el añadido de una línea rápida entre La Corredoria y El Cristo, que la edil no quiso detallar. Solo apuntó que permanecerán sin cambios la E (Las Campas-La Monxina), la H (Serrano-Intu Asturias) y la O (Lubrió-Plaza América). Ya se ha aprobado un cambio en la K (Plaza América-Latores), que llegará hasta Llagú a cambio de aumentar la periodicidad hasta la hora y media. Los vecinos optaron por esta opción en detrimento de la conexión con coches, apuntó Rivas.

    Tras la reordenación del transporte urbano en agosto de 2014 (el famoso cambio de números a letras), el Ayuntamiento recibió multitud de sugerencias y quejas que sirvieron de punto de partida. A continuación, desde noviembre de 2015, se mantuvieron hasta 26 reuniones con vecinos.

    «Estamos muy contentos porque medidas como el bono para los parados ya las habíamos propuesto, y con el consenso de los ovetenses. Otro logro del tripartito en beneficio de los ovetenses», ponderó la portavoz municipal de IU, Cristina Pontón. Desde Somos aseguraron que no tenían conocimiento de los cambios. La oposición (PP e IU) declinó realizar valoraciones.

    Temas

    Recibe nuestras newsletters en tu email

    Apúntate