El Comercio

Abren expediente a la empresa que sobrevoló Santullano con un dron

  • La empresa se enfrenta a un expediente sancionador de la AESA que podría terminar en una multa «de veinte o treinta mil euros»

El 11 de agosto del año pasado, un dron de la empresa gijonesa Falcon Air Academy sobrevoló en línea recta, a una altura máxima de 50 metros y por encargo del Ayuntamiento, 700 metros del Bulevar de Santullano, la entrada a Oviedo por la 'Y'. Ahora, tras una denuncia, la empresa se enfrenta a un expediente sancionador de la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Área, dependiente de Fomento) que podría terminar en una multa «de veinte o treinta mil euros» tras una denuncia de Dronastur, la asociación de operadores de drones de Asturias.

«No es plato de gusto sancionar, pero que se rían de uno a la cara tampoco», afirma el presidente de Dronastur, Pelayo Álvarez-Valle. Asegura que ningún miembro de su entidad, a la que no está asociada la empresa expedientada, hubiera aceptado el encargo. «Pedimos un informe a una empresa especializada para ver si era legal y nos dijeron que no, explica. Para Álvarez-Valle, es «vergonzoso» que una «empresa que está dando formación en la Universidad de Oviedo, diciendo a los pilotos que no pueden sobrevolar una carretera luego lo hagan ellos». Una expedición que califica de «temeraria».

La denuncia fue interpuesta en noviembre y ahora Falcon Air Academy puede presentar alegaciones, aunque el dirigente de Dronastur considera que «es difícil salirse, te lo abren cuando ven algo delictivo». Aunque el Ayuntamiento «no tiene por qué saber» que lo que pedía era ilegal, sí es responsable civil subsidario: deberá pagar la multa si no lo hace la empresa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate