El Comercio

El instructor pide archivar el expediente de las 'tarjetas blue' al prescribir las irregularidades

Una tarjeta 'blue'.
Una tarjeta 'blue'. / MARIO ROJAS
  • Limita el alcance de las mismas y aduce razones de seguridad para la concesión de permisos que exoneraban del pago de la zona azul

El instructor del expediente administrativo sobre las 'tarjetas blue', el jefe de Urbanismo, Ricardo Caballero, propone archivar las diligencias sobre estas autorizaciones concedidas por la Policía Local a magistrados, empresarios, mandos de Guardia Civil y de la Policía Nacional o concejales de anteriores equipos de gobierno. Les daba privilegios para circular y estacionar en zonas restringidas e, incluso, aparcar sin pagar en la zona azul, incumpliendo la ordenanza fiscal, .

El concejal de Seguridad, tras consultar la base de datos, con registros solo desde 2009, y recabar otras informaciones, identificó un total de 49 tarjetas irregulares, 38 de ellas la Policía Local eximía del pago de la zona azul expresamente y en 11 solo ponía «autorizado». De los beneficiarios, en algún momento de estas autorizaciones, trascendieron los nombres de Agustín Iglesias Caunedo, Jaime Reinares, varios empresarios con contratos con el Ayuntamiento, alcaldes de barrio e incluso un párroco autorizado a aparcar gratis en zona azul y a ocupar plazas de minusválido.

Para el instructor, según confirmaron fuentes municipales, la mayor parte de esas posibles irregularidades o ilícitos estarían prescritos y, siguiendo el argumento de la entonces directora general de Asesoría Jurídica, bajo la nueva jefatura del servicio, su número se habría ido reduciendo al no renovarse las tarjetas en la mayoría de los casos. El instructor descarta también aquellos casos que fueron renovadas bajo la nueva jefatura y avala que se concedieran permisos para no pagar la zona azul por «razones de seguridad», aunque no aclara porque es más seguro no pagar la correspondiente tasa de la zona azul que hacerlo.

De hecho, este criterio contradice expresamente la opinión del concejal de Seguridad, Ricardo Fernández, que, en una rueda de prensa, sostuvo que las excepciones no pueden ser otras que las de la propia ordenanza, que limitan los vehículos exentos de pago a los municipales, los de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las ambulancias en servicio.

Polémica y comisión

Tras desvelar este diario la existencia de estos permisos, el concejal de Seguridad hizo una criba y mandó retirar todos aquellos que hacían referencia a la zona azul o autorizaban a estacionar en calles peatonales. Tras la limpia, quedaron 1.031 tarjetas, alrededor de la mitad que en 2012, porque tampoco se seguía antes el correspondiente procedimiento administrativo.

A instancias de Ciudadanos, el comisario principal y varios funcionarios del área comparecieron en una tensa y larga comisión, en la que el jefe de la Policía Local afirmó que «no veía los expedientes cuando firma las tarjetas», mientras el concejal socialista Diego Valiño le enseñaba su firma en algunas de las que concedió, como a Jaime Reinares, para aparcar en zona azul. La polémica también se centró en Caunedo, con una tarjeta de 'autorizado'. El exalcalde rechazó tajantemente «haber usado tarjeta alguna para aparcar en zona azul o en otras zonas restringidas». Según explicó, en 2012, solicitó a la Policía Local un permiso para acceder al Ayuntamiento, «a Trascorrales», que usó ocasionalmente para coger o dejar cosas en su despacho antes de ser alcalde.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate