El Comercio

El Principado cambiará las paradas de bus de Trubia para mejorar la seguridad

El tramo del atropello a las dos alumnas del IES de Trubia en abril de 2017.
El tramo del atropello a las dos alumnas del IES de Trubia en abril de 2017. / D, MORA
  • La Consejería de Infraestructuras licitará en julio el proyecto para ensanchar algunos tramos y modificar los pasos de cebra de la AS-228

Pasos de cebra que reduzcan la velocidad de los vehículos, ensanchar algún tramo de la AS-228, cambiar las paradas de TUA de lugar y construir una intersección entre esta vía y la AS-313. Estas son las medidas que la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, liderada por Belén Fernández, ha programado para mejorar la vía de Trubia donde dos niñas de 12 y 14 años, alumnas del IES, fueron atropelladas de forma accidental el pasado 6 de abril tras cruzar la carretera al no existir a la vera de la capilla de la fábrica de armas un paso de cebra o un arcén por el que transitar. El Principado licitará el proyecto «en julio» para que la empresa diseñe los cambios.

Los trubiecos reclaman al Principado desde hace una década una mejora de la seguridad en el tramo. Insistieron y finalmente, dada la gravedad del atropello, se abordó el asunto para buscar una solución. En la reunión celebra en abril, el director general de Carreteras, José María Pertierra, informó a la asociación de vecinos de Trubia, presidida por Toño Huerta, que se iba a hacer un estudio para mejorar la seguridad de la zona. En un principio contemplaban la instalación de badenes y semáforos, pero finalmente apuesta por un plan de seguridad más ambicioso.

Con estas medidas se evitará que los vecinos caminen por medio de la carretera. La parada de La Iglesia dela L2 de TUA se encuentra en un lateral del asfalto sin acera. Asimismo, existe un riesgo añadido cuando los camiones salen de la fábrica de armas y son los agentes de seguridad de la factoría los que tienen que detener el tráfico para que se incorporen a la travesía. Y donde la entrada principal a esta empresa existen dos pasos que en numerosas ocasiones no se respetan.

Al margen del ámbito de actuación anunciado, los trubiecos también solicitan que en el lugar donde hace una semana se accidentaron dos vehículos, que se saldó con dos heridos graves y uno leve y uno de los conductores dio positivo en el control de alcoholemia, se instalen reductores de velocidad. La razón es que entre el kilómetro 2 y 3 de la AS-228 existe una recta donde los coches cogen gran velocidad y no la rebajan cuando entran en el poblado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate