El Comercio

'Carmina Burana' tendrá un ensayo abierto al público el viernes en el Florida Arena

Marzio Conti, Roberto Sánchez y María Riera, ayer.
Marzio Conti, Roberto Sánchez y María Riera, ayer. / M. ROJAS
  • «Son cantos de taberna, poemas de amor, muchos temas muy actuales todavía», describe el director de Oviedo Filarmonía, Marzio Conti

'Carmina Burana', el gran espectáculo de aires medievales, «una obra difícil de definir» que se representará el próximo sábado a las 21 horas en la plaza de la Catedral, con mil sillas para los espectadores, tendrá un ensayo general abierto a la ciudadanía. Esa fue la novedad que confirmó ayer el director de Oviedo Filarmonía, Marzio Conti, en la presentación del evento. El polideportivo Florida Arena será el lugar al que deberán acudir los ovetenses interesados en conocer la «trastienda» de la función tal y como será. Habrá dos turnos cerrados: de 20 a 21.15 y de 21.45 a 23 horas.

Acompañado por los coros de la Ópera de Oviedo y la Fundación Princesa de Asturias -unas ciento setenta personas en total-, Conti dará su último concierto como titular de la orquesta ovetense, aunque dice querer quedarse en la ciudad como estudiante de Historia del Arte. En caso de lluvia, el espectáculo se trasladará al Auditorio. También habrá un ensayo previo, a las 12 horas. «Son cantos de taberna, poemas de amor, muchos temas muy actuales todavía. Es una obra muy directa, de las más populares para acceder a la música clásica», avanzó el director. Emocionado tras sus seis años de estancia en la ciudad, Conti aseguró que dirá unas palabras «improvisadas».

Antes, el viernes, desde las 18 horas la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo y la de Vetusta recorrerán las calles de El Antiguo. Y desde las 23 horas, la Asociación Mercáu Astur representará el Ritual Máxicu con luces pirotécnicas y un cuélebre que encenderá la Foguera de San Xuan a medianoche. No faltará la danza tradicional, a cargo de Andecha Folclor d'Uvieu.

La capilla de La Cadellada

El edil de Cultura, Roberto Sánchez, dejó clara tras la rueda de prensa la voluntad municipal de gestionar la capilla de La Cadellada: «El Ayuntamiento está interesado en tenerla como equipamiento de barrio y cultural». El viejo templo junto al HUCA, que ahora carece de uso civil ni religioso y alberga el fresco 'La última cena', del afamado pintor Paulino Vicente. 'Rivi' afirmó que el Consistorio pidió «hace un año» una reunión a la Consejería de Sanidad, propietaria de la capilla, pero que no han recibido ninguna respuesta. Aseguró el edil que la familia de Vicente «se ha comprometido a apoyar con muestras de obra» del finado pintor la capilla cuando esta esté «en condiciones óptimas».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate