El Comercio

La Fiscalía imputa un asesinato con alevosía a la expareja de Karla Pérez

Abdelwahid Aghbalou en una imagen de julio de 2016.
Abdelwahid Aghbalou en una imagen de julio de 2016. / ATLAS / E.C.
  • Al procesado que acabó con la vida de la ovetense en Melilla, se le atribuyen delitos de hurto y quebrantamiento de condena

La Fiscalía del Principado de Asturias imputa a Abdelwahid Aghbalou, presunto autor de la muerte de Karla Pérez Montes, que fuera su pareja sentimental, los delitos de asesinato con alevosía, quebrantamiento de condena y hurto. Todo ello sin prejuicio de que, durante la fase de instrucción en la que se encuentra el proceso, pueda modificarse. La Fiscalía no ha pedido cuantía de las penas todavía. Así se lo trasladó a Aghbalou en una sesión celebrada en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Oviedo. Las acusaciones están obligadas a notificar sus imputaciones a los acusados en los juicios de tribunal popular.

Según el Ministerio público, Karla Pérez y el procesado mantuvieron una relación de año y medio fruto de la cual nació un hijo en septiembre de 2015.

En abril de 2016 el investigado fue condenado en firme por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Oviedo por sendos delitos de violencia de género en grado de lesiones y amenazas. En total, fue penado con seis y cinco meses de prisión y la prohibición de acercarse y comunicarse con la víctima. Una orden de alejamiento que debería haber durado hasta junio de 2018. No dio tiempo.

Una vez cesada la relación entre ambos y con la sentencia en firme, Aghbalou fue expulsado a Marruecos el 31 de marzo del pasado año. Sin embargo, mantuvo el contacto con Karla vía telefónica y a través de la red social 'Facebook'. Incumpliendo, así, la orden.

Ambos acordaron que ella se desplazaría a Melilla, donde la pareja se reencontraría, bajo el pretexto de proseguir el viaje hasta Tánger y que el niño conociera a sus abuelos paternos. Los planes de Karla, de 22 años, una vez separada, eran regresar a su Ecuador natal con su familia. Nunca lo hizo.

Llegada a Melilla

El día 8 de julio de 2016, madre e hijo llegaron a Melilla a las nueve de la noche, donde se encontraron con el investigado. Pasaron juntos el día siguiente hasta que, hacia las dos y media de la mañana del día 10, los tres se adentraron en el paseo marítimo. Allí mantuvieron una fuerte discusión. Sostiene la Fiscalía que, fruto de la misma, el presunto asesino la agarró fuertemente por el cuello hasta asegurarse de que ya no respiraba. A continuación, dejó el cadáver sobre una jardinera y se dio a la fuga con el bebé. Antes, sustrajo el móvil de ella para revenderlo por 180 euros.

Horas después de cometer el crimen, Aghbalou se entregó a la Policía Nacional de Melilla con el hijo de ambos en brazos. Prestó declaración ante las autoridades confesando que estranguló a Karla Pérez y después ante la comandancia de la Guardia Civil de la ciudad autónoma. El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Melilla, con competencia en violencia sobre la mujer, acordó el 11 de julio prisión provisional y sin fianza por un delito de homicidio. Los resultados de la autopsia practicada a la joven ovetense, confirmaron su testimonio.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate