El Comercio

Quinto día de búsqueda sin éxito del preso fugado de los calabozos

Agentes de la Policía Nacional, en la calle Uría.
Agentes de la Policía Nacional, en la calle Uría. / M. R.
  • La Policía Nacional le intenta localizar por todo el país, aunque «puede estar escondido en cualquier rincón»

Los agentes de la Policía Nacional siguen buscando por tierra, mar y aire al preso que hace cinco días se fugó de los calabozos de Oviedo. Según indican fuentes próximas a la Jefatura Superior, el fugitivo puede estar escondido «en cualquier esquina» y por esta razón sigue activo el protocolo de búsqueda por todo España.

El huido, que corresponde a las iniciales E. Z. V. tiene 37 años, pelo corto y doble nacionalidad: la española y la belga. Cosecha 36 de detenciones en los últimos años. La mayor parte fueron por cometer robos con fuerza, hurtos con violencia y tráfico de drogas. Además, es un experto en fugarse de las comisarías. En marzo de 2014, huyó de los calabozos gijoneses de Natahoyo, aunque horas más tarde fue detenido.

Desde el jueves, E. Z. V. está de nuevo en busca y captura. Sobre las dos de la tarde pidió a los agentes ir al baño. Estos accedieron y acto seguido agredió a uno de ellos. Durante la huida perdió los playeros, ya que los agentes le retiraron los cordones en el momento en el que ingresó en los calabozos para evitar que se autolesionase. Salió corriendo de la comisaría y huyó en un coche por la calle Cervantes, donde se le perdió la pista.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate