Investigan un presunto abuso sexual a una niña de 4 años en Oviedo

El Hospital Universitario Central de Asturias donde fue examinada la menor. / MARIO ROJAS
El Hospital Universitario Central de Asturias donde fue examinada la menor. / MARIO ROJAS

La Policía Nacional busca a un hombre de 23 años de origen ecuatoriano, pareja de la madre de la menor desde hace un año, como presunto autor

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La Policía Nacional busca desde ayer a un hombre de 23 años de origen ecuatoriano por haber abusado, presuntamente, de una niña de cuatro años, hija de su pareja sentimental. La investigación policial se inició tras la denuncia interpuesta ayer por la mañana por la madre de la pequeña. La mujer, una ovetense residente en el barrio de Pumarín, denunció los hechos en la Jefatura Superior de Policía de Asturias tras sospechar que su hija podía haber sido víctima de un abuso sexual por parte de su pareja, con la que llevaba saliendo desde hacía un año si bien no convivían juntos.

Los hechos sucedieron la noche del miércoles cuando el hombre llegó al domicilio de su pareja. Según ha podido saber este periódico, lo hizo en estado ebrio y se acostó en el salón de la vivienda, un piso ubicado en El Tocote, en el barrio de Pumarín. En un momento dado, la pequeña se dirigió al salón donde se encontraba el hombre. Posteriormente, la madre de la pequeña les sorprendió abrazados en el sofá. Se percató de que su pareja tenía el pantalón manchado de sangre y de que su hija estaba sin pijama. Señales que le hicieron sospechar que algo había ocurrido. La mujer le preguntó a su pareja el motivo de porqué tenía sangre en su pantalón a lo que él no supo contestar.

Tras ello y temiendo que su hija hubiese sufrido algún tipo de agresión, se llevó a la niña al Hospital Universitario Central de Asturias donde fue examinada por un médico pediatra que dictaminó que la pequeña, de tan solo cuatro años, no presentaba aparentemente ningún tipo de agresión física pero no descartó que hubiese podido sufrir algún tipo de abuso sexual por lo que se activó el protocolo establecido para este tipo de casos. Se da la circunstancia que el hombre también había agredido físicamente en alguna ocasión a la madre de la niña.

Presentó ayer la correspondiente denuncia ante la Policía Nacional que se ha hecho cargo de la investigación para dar con el paradero de este hombre de 23 años y de origen ecuatoriano. Al cierre de esta edición, aún permanecía en paradero desconocido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos