Acepta seis meses de cárcel por abandonar a su perra

La perra en la actualidad. / E. C.
La perra en la actualidad. / E. C.

El condenado tampoco podrá mantener animales ni ejercer trabajos que precisen de ellos durante los próximos dos años

J. C. A. OVIEDO.

El acusado de abandonar en una finca de Trubia a una perra, que logró salvarse «in extremis» tras la llamada de un particular a la Policía, aceptó ayer seis meses de prisión de los nueve que solicitaba para él la Fiscalía. Asimismo, al reconocer los hechos y conformarse con lo propuesto por el Ministerio Público, también se le impuso una pena que le inhabilita para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga que ver con animales, así como su tenencia durante 2 años.

Del mismo modo, el condenado tendrá que pagar las costas a la clínica veterinaria en la que el animal se recuperó de su malnutrición y heridas. Los hechos ahora probados se remontan a finales de junio de 2016 cuando el condenado, propietario de una perra adulta de raza pit-bull, la abandonó a su suerte en el interior de una finca en la localidad de Piedrallasa, en Trubia. Dejó de darle comida al tiempo que tampoco limpiaba la zona. La perra vivía entre heces abundantes y sin acceso a agua. Cuando fue rescatada estaba llena de llagas y desnutrida, se le veían todos los huesos.

Fue acogida por un vecino, Sergio Fernández, que ayer mostraba en las redes sociales una imagen muy diferente del animal. Limpia, cuidada y sentada tranquilamente en un sofá en su casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos