Acepta tres años de cárcel tras intentar matar a un hombre con una botella

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La Fiscalía del Principado de Asturias y la defensa del acusado de intentar matar a un hombre con una botella durante las fiestas de Santa Gemma de Pando el verano del año pasado llegaron ayer a un acuerdo de conformidad, por lo que se le rebajó la condena a la mitad. De seis años que le pedía el Ministerio Fiscal por intento de homicidio el condenado cumplirá tres. Además, no podrá acercarse a su víctima durante cinco años (la petición inicial era de siete) y deberá indemnizarla con 3.600 euros.

La disminución de la pena responde a la inclusión del atenuante de drogadicción. La noche del suceso había consumido sustancias estupefacientes que «disminuyeron sus capacidades cognitivas y volitivas» apreció Fiscalía.

La agresión se produjo la madrugada del 29 de julio del año pasado en las fiestas del barrio de Pumarín, cuando la víctima se encontraba junto a otras dos personas más. En un momento dado, el procesado inició una discusión con uno de ellos. En el transcurso de la trifulca intervino el agredido para templar los ánimos. Cuando esta y sus acompañantes se marchaban, el condenado, «tras romper una botella de cerveza de cristal que tenía en la mano», según recogió el escrito de Fiscalía, se la clavó a su víctima desde la oreja izquierda hasta el cuello.

El agresor, al observar que su víctima empezaba a sangrar abundantemente, huyó del lugar precipitadamente. La herida afectó a una zona vital de la víctima, de 37 años, de la que tardó en curar cuarenta y cinco días, ya que necesitó trece puntos de sutura que le dejaron una cicatriz visible de diez centímetros.

Por estos hechos, el agresor que permanece ingresado en el centro penitenciario de Asturias desde hace ocho meses, fue condenado ayer por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos