Acordes que valen un premio

Sara Muñoz durante la audición. / PABLO LORENZANA
Sara Muñoz durante la audición. / PABLO LORENZANA

El Conservatorio Profesional de Musica destaca a sus alumnos más excelentes con los galardones Fin de Grado

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Había nervios pero todo salió como la seda. El Conservatorio Profesional de Música de Oviedo, esto es el Eduardo Martínez Torner, acogió ayer la fase final de sus premios Fin de Grado. Durante tres horas y media, cinco brillantes alumnos dieron el do de pecho para conquistar al jurado y tocar el viernes en el concierto de Santa Cecilia. Finalmente Nel Ferreiro con su clarinete y Ainhoa López con la guitarra fueron los seleccionados.

Pero la primera en romper el hielo fue Sara Muñoz. Toca el oboe desde los ocho años y a pesar de que este instrumento le ha acompañado durante la mitad de su vida, ahora está a punto de dejar estos estudios para centrarse «en el Grado de Tecnologías Industriales que comencé en septiembre». Dejará de acudir al Conservatorio, pero en sus ratos libres seguirá tocando, ya que puede que en el futuro se dedique a la música de manera profesional: «Quién sabe lo que pasará», reflexionó.

Sus últimos días en el Conservatorio están siendo emocionantes y para una de sus últimas actuaciones sobre el escenario de este Auditorio ha elegido «dos obras de Charles Cole y Cimarosa que he estudiado a lo largo de sexto curso y he tocado en los conciertos» que ha dado durante en el último año

Muñoz no fue la única que se subió al escenario del Conservatorio, también lo hicieron sus compañeros Nel Ferreiro, Sara Ortega, Jesús María Fernández y Ainhoa López. Interpretaron «una obra obligatoria y otra específica» que eligieron con el consenso de sus profesores y que ayer también formaron parte del jurado.

José Ferrera y Vivi Misas no se perdieron ningún compás de las dos primeras actuaciones. Son profesores de Oboe y Música de Cámara, respectivamente, y destacaron que durante las audiciones no solo importa la «corrección técnica y musical», sino también «la expresividad y el saber estar en un escenario». De hecho, estas audiciones no solo sirven para optar a los Premios Fin de Grado, sino que son un ensayo de lo que estos jóvenes músicos se encontrarán sobre las tablas y ante el público cuando sea profesionales.

Por otro lado, el Conservatorio ha convocado el premio final de Carrera Ángel Muñiz Toca que tendrá lugar el 20 de diciembre en el Auditorio Príncipe Felipe. Los alumnos que deseen presentarse se pueden apuntar a través de la web de la institución académica.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos