El acusado de abusar de una niña de 4 años en Oviedo se fuga a Ecuador

La barriada de El Tocote donde sucedieron los hechos./ÁLEX PIÑA
La barriada de El Tocote donde sucedieron los hechos. / ÁLEX PIÑA

El hombre se desplazó hasta el aeropuerto asturiano y voló a Madrid antes de viajar a su país de origen el mismo día en que la madre lo denunció

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

En Ecuador. Allí se encuentra el varón de 23 años denunciado por su pareja por presuntamente haber abusado sexualmente de la hija de esta, una niña de tan solo 4 años. Y lo está desde el mismo día en el que la progenitora de la pequeña interpuso la denuncia en la Jefatura Superior de Policía de Asturias, el 11 de enero.

Lo confirmaron ayer fuentes de la jefatura policial. Explicaron que huyó mucho antes de que el operativo policial iniciase su búsqueda a raíz de la citada denuncia.

Ese mismo día, está confirmado, se trasladó hasta el Aeropuerto de Asturias. Cogió un vuelo con destino a Madrid y enlazó con otro rumbo a Ecuador, su país de origen. Allí lo sitúa la Policía Nacional y es ahora cuando entra en juego la Administración de Justicia.

El juzgado estudiará si emite una orden de búsqueda internacional para detenerlo

El Juzgado de Instrucción número 2, que tramitó la denuncia, estudiará si corresponde o no emitir una orden de detención internacional. El procedimiento no es breve ni mucho menos sencillo.

Según explicaron fuentes judiciales, primero hay que «cotejar» todos los datos del suceso. Una vez hecho habrá que emitir una citación judicial al lugar de residencia del acusado en Oviedo, un piso de Vallobín. En este punto radica la complicación. El acusado ya no se encuentra en la ciudad, por lo que el juzgado tendrá que dictar una orden de detención nacional primero y luego emitirla a nivel internacional.

Más información

Como es de origen ecuatoriano y en la actualidad se encuentra en su país natal, por lo que se deberán revisar los tratados y convenios entre países para saber si puede ser extraditado a España una vez sea detenido para ser juzgado aquí o bien pasa a manos de la Justicia ecuatoriana.

Existe otra circunstancia. La madre de la niña también denunció al acusado por malos tratos hacia su persona, como así adelantó EL COMERCIO, por lo que de ser extraditado a España el caso pasaría directamente al Juzgado de Violencia sobre la Mujer y el Juzgado de Instrucción número 2 debería inhibirse. El motivo es que los delitos de violencia de género predominan sobre cualquier otro, en este particular el de abuso sexual a una niña.

En casa y sin pijama

Fue el pasado jueves, 11 de enero, cuando la madre de la niña, de tan solo 4 años, denunció al actualmente fugado ante la Policía Nacional por haber abusado sexualmente de su hija.

Según adelantó este periódico, el hombre mantenía desde hacía un año una relación sentimental con la progenitora pero no convivían juntos. Tan solo en ocasiones pasaba la noche en el piso de la mujer, ubicado en el barrio de Tocote, en Pumarín. Fue la noche anterior a la denuncia cuando ocurrieron los hechos. Llegó al domicilio de su pareja en estado ebrio y se acostó en el salón de la vivienda.

En un momento dado, la pequeña se dirigió a esta estancia. Lo siguiente que ha trascendido es que la madre les sorprendió abrazados en el sofá y se percató de que su pareja tenía el pantalón manchado de sangre. Su hija estaba sin pijama.

Motivos suficientes para trasladarla al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde fue examinada por un pediatra. La niña no presentaba aparentemente ningún tipo de agresión física, pero no se descarta que hubiese podido sufrir algún tipo de abuso sexual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos