«El acusado echó agua al niño sin comprobar su temperatura»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Un año de cárcel, una orden de alejamiento de 100 metros de distancia durante cinco años y una indemnización de 71.560 euros. Esta es la condena que debe asumir el hombre que quemó el 25% del cuerpo a un niño que por aquel entonces tenía tres años mientras le bañaba. Según afirma el titular del juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo, el acusad «no comprobó la temperatura del agua antes de bañarlo» y le causó unas heridas que le obligaron a estar una cuarentena de días ingresado en la UCI pediátrica y sufrirá secuelas de por vida. Los hechos tuvieron lugar el 21 de abril y el acusado no se explica cómo pudo ocurrir este accidente. Dice que en ningún momento el niño se quejó y también comentó que nunca tuvo intención de hacerle daño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos